19 de septiembre de 2015 / 18:48 / hace 2 años

Trenes, corrientes y toneladas: Vale lidera expansión del mineral de hierro en Brasil

Adriano Mansk, jefe de logística del proyecto del noreste, muestra el muelle en construcción de la minera brasileña Vale en el puerto de Sao Luis.Gustavo Bonato

SAO PAULO (Reuters) - A dos kilómetros de la costa, los trabajadores se enfrentan a peligrosas corrientes para construir un enorme muelle capaz de resistir el transporte de embarques de mineral de hierro hasta tierra firme, un paso vital en los esfuerzos de la minera brasileña Vale por dominar un alicaído mercado.

Las obras cerca de la ciudad noreste de Sao Luis son una pequeña parte de un proyecto para el mineral de hierro que se extiende por 1.000 kilómetros desde la selva amazónica en Para hasta la costa atlántica, con un costo que duplica los fondos destinados para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016.

El enorme emprendimiento asegurará la posición de Vale SA como el primer productor mundial de la materia prima del acero. En un mercado turbulento donde los precios se han desplomado a la mitad desde el año pasado, el plan también reducirá los costos.

El proyecto, que recibe un nombre similar al de un programa espacial: S11D, estará listo durante la primera mitad del año próximo.

La inversión de 17.000 millones de dólares ha asustado a algunos inversores, que apuntan a la presión sobre la hoja de balance de Vale en momentos en que las utilidades comienzan a caer. Analistas también han expresado su preocupación de que el mineral de hierro de la compañía pueda hundir a un mercado sobre abastecido con minas gigantescas de rivales como BHP Billiton y Rio Tinto.

Pero los trabajadores del noreste desestiman que el proyecto pueda verse desacelerado para equilibrar al mercado.

"Estamos implementando un plan muy maduro. No hay orden de acelerar ni de ralentizar nada", dijo Adriano Mansk, quien es responsable por las obras en el puerto y se las mostró a Reuters.

El presidente ejecutivo de Vale, Murilo Ferreira, quien estaba realizando una visita personal al lugar en la misma semana, cree que el futuro de la compañía depende del S11D. "Es intocable", ha dicho a analistas.

Para fines de julio, el 60 por ciento de la infraestructura de soporte del terminal y el 58 por ciento del nuevo muelle de carga estarán listos, de acuerdo a las últimas cifras.

Las obras van por el camino correcto, dijo Mansk.

INFRAESTRUCTURA TERRESTRE Y MARÍTIMA

La expansión del puerto permitirá procesar 230 millones de toneladas de fierro al año, mientras que una nueva mina y vía férrea incrementarán la producción anual en 90 millones de toneladas, el equivalente cercano al 7,5 por ciento de la totalidad del mercado global transportado por mar.

El incremento de la producción generará una presión sin precedentes a la red ferroviaria de Vale y ha llevado a la minera a replantear el mantenimiento de sus 11.000 vagones.

En lugar de desconectar los vagones uno a uno para reemplazar ruedas o ejes, la totalidad del ferrocarril ingresará a un taller del tamaño de varios campos deportivos. En ese lugar, el sistema de ruedas de un vagón podrá ser removido y reemplazado con equipos que operan bajo el nivel del suelo.

Más tarde el tren avanza, permitiendo al próximo vagón detenerse para reemplazar sus ruedas y quedar listo el mismo día.

Un taller cercano para las locomotoras recuerda a una parada en boxes de la Fórmula Uno. Mientras el mineral de hierro es descargado de los vagones, los trenes son reabastecidos con combustible, sometidos a reparaciones menores y revisados en busca de fallas.

"Si aún estuviéramos con el viejo sistema, habría necesitado una flota mucho mayor (para lidiar con la producción adicional)", dijo Mansk.

En altamar, son las corrientes atlánticas las que representan los mayores problemas. Cuando la marea cambia y las corrientes son más fuertes, el agua en el puerto de Vale se asemeja más a un río torrentoso que a un embarcadero.

A fin de anclar sin problemas los barcos mientras están siendo cargados, Vale está instalando una enorme red de poleas, cables y acero. Las corrientes son vigiladas por sensores electrónicos, que dan el aviso para que la embarcación sea ajustada o aflojada de acuerdo a las condiciones del mar.

Vale dice que el mayor proyecto de su historia estará completo el próximo año y trabaja como una compañía convencida de que el futuro depende de las obras.

Reporte de Gustavo Bonata, escrito por Stephen Eisenhammer. Editado en español por Marion Giraldo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below