22 de septiembre de 2015 / 22:54 / hace 2 años

Peruana Graña y Montero busca consolidar negocios en Chile y Colombia; apunta a México

LIMA (Reuters) - Graña y Montero, la mayor empresa de infraestructura en Perú, buscará consolidar sus operaciones en Chile y Colombia en el marco de su plan de internacionalización y no descarta aterrizar en México para tener presencia en todos los países de la Alianza del Pacífico, dijo el martes su gerente general corporativo.

Mario Alvarado, en una entrevista con Reuters, sostuvo que priorizará el crecimiento orgánico de la empresa con la búsqueda de nuevos proyectos de ingeniería y servicios, en momentos de una menor actividad en el clave sector minero por la caída de los precios de las materias primas ha afectado al negocio.

Graña y Montero ingresó a fines del 2014 a Colombia con la adquisición de la petrolera Morelco y ese mismo año fusionó en Chile sus unidades Vial y Vives-DSDs dedicadas al desarrollo de la infraestructura de proyectos mineros.

"La idea es seguir invirtiendo en esos sectores, pero no nos tapamos los ojos. Por ahora no estamos persiguiendo alguna inversión adicional de compra, pero sí de crecimiento orgánico y en eso nos vamos a enfocar", señaló Alvarado.

El grupo tiene ingresos anuales de unos 2.300 millones de dólares por sus operaciones en el sector inmobiliario, de infraestructura, servicios de ingeniería y mantenimiento, de petróleo y gas, según datos de la compañía.

Alvarado dijo que la incursión en Colombia y Chile se debió a que son países con economías abiertas que permiten el rápido desarrollo de esos negocios y que por eso el próximo "paso natural" de la compañía sería ingresar al mercado mexicano.

"Siguiendo la lógica de los países de la Alianza del Pacífico y si especulamos para el largo plazo la vocación sería (entrar a) México, por la naturaleza del país como por la forma de organización del país", afirmó.

Graña y Montero tiene en Perú un plan de iniciativa de proyectos de infraestructura de unos 4.000 millones de dólares, principalmente en saneamiento y transporte vial, que ha presentado al Gobierno para su evaluación, dijo el ejecutivo.

Alvarado refirió también que Graña y Montero tiene interés en participar como operador del gasoducto que construye la brasileña Odebrecht y la española Enagás en el sur de Perú.

Aunque precisó que aún no hay negociaciones para esto, dijo que Graña y Montero está preparada para el reto luego de comprar en 2014 la firma COGA, que actualmente opera y mantiene el sistema de transporte de gas natural de Camisea en Perú.

"La operadora de ese ducto (de Camisea) la hemos comprado nosotros porque nos interesa seguir creciendo en el tema del gas", dijo. "Nos gustaría, nos hemos preparado para eso", acotó.

Reporte de Marco Aquino; Editado por Javier López de Lérida

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below