23 de septiembre de 2015 / 9:44 / hace 2 años

Jefe de Volkswagen renuncia por escándalo sobre emisiones de autos diésel

El presidente ejecutivo de Volkswagen, Martin Winterkorn, durante un foro en Berlín, 28 de abril de 2015. El presidente ejecutivo de Volkswagen, Martin Winterkorn, renunció el miércoles, asumiendo su responsabilidad por la manipulación de la automotriz alemana en pruebas de emisiones de gases en Estados Unidos.Stefanie Loos

BERLÍN (Reuters) - El presidente ejecutivo de Volkswagen, Martin Winterkorn, renunció el miércoles, cediendo a la presión para introducir cambios en la automotriz alemana, que está en el ojo de la tormenta tras admitir que engañó a los reguladores estadounidenses sobre cuánto contaminan sus autos diésel.

"Volkswagen necesita un nuevo comienzo, también en términos de personal. Estoy allanando el camino para ese nuevo comienzo con mi renuncia", afirmó Winterkorn tras una reunión maratónica del comité ejecutivo de la junta de VW.

La mayor automotriz del mundo por ventas admitió a los reguladores estadounidenses que programó sus autos para detectar cuándo estaban siendo sometidos a pruebas para alterar la marcha de sus motores diésel y esconder así las verdaderas emisiones.

Volkswagen no nombró a un sucesor, pero dijo que las propuestas para los nombramientos directivos se harán el viernes, cuando se reúna la junta al completo.

El jefe de Porsche, Matthias Mueller, el de Audi, Rupert Stadler; y el de la marca VW, Herbert Diess; son considerados como los mejor situados para sustituir a Winterkorn, indicaron tres personas familiares con la situación.

Mueller es considerado el más favorito por sus años de experiencia dentro del grupo, dijeron dos de las personas.

Un ex estratega jefe de producto, Mueller es también miembro de la junta directiva de Porsche SE y es próximo a la familia Piech-Porsche, que controla Volkswagen.

Winterkorn, que durante sus ocho años en el cargo supervisó la duplicación de las ventas de Volkswagen y casi la triplicación de sus beneficios, aseguró estar impactado por el hecho de que hubiera sido posible una falta conductual a un nivel tan grande en la empresa.

La automotriz germana estaba bajo una fuerte presión para tomar una acción decisiva, con el valor de sus acciones cayendo más de un 30 por ciento desde que comenzó la crisis.

La canciller, Angela Merkel, instó a Volkswagen a tomar medidas "lo antes posible" para restaurar la confianza en una firma considerada durante generaciones como un ícono de la excelencia de la ingeniería alemana.

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) dijo el viernes que Volkswagen podría enfrentar multas por hasta 18.000 millones de dólares.

Desde entonces, la crisis ha seguido creciendo, y el Departamento de Justicia de Estados Unidos lanzó una investigación criminal, dijo una fuente familiarizada con la situación. Varios países de Europa y Asia, al igual que Canadá, también anunciaron que están investigando el asunto.

Los integrantes de la junta de Volkswagen dijeron en un comunicado que esperan que rueden más cabezas, ya que una pesquisa interna busca identificar al responsable de la ilegalidad.

SIN OPCIÓN

El asunto ha impactado al sector automotor, ya que las concesionarias en Estados Unidos dijeron que hay personas que están evitando comprar vehículos a diésel y ha surgido el tópico "#dieselgate" como tendencia en la red social Twitter.

"La magnitud de este escándalo no dejó otra opción", dijo Juergen Pieper, analista de Metzler, sobre la salida de Winterkorn. "Hizo un buen trabajo y no merece ser sacrificado, pero ante la escala del problema y que él era responsable de Investigación y Desarrollo, uno tiene que tragarse la píldora si algo va mal", agregó.

Las acciones de Volkswagen cerraron con un alza del 5,2 por ciento, a 111,5 euros, tras tocar antes un mínimo en cuatro años de 95,51. En el punto más bajo de su cotización, el valor de mercado de la compañía cayó en más de 30.000 millones de dólares desde el comienzo de la crisis, más del valor combinado de los títulos de sus rivales Fiat Chrysler y Peugeot.

Aunque Volkswagen dijo que apartará 6.500 millones de euros (7.300 millones de dólares) para ayudar a cubrir los costos de la crisis, los analistas no creen que sea suficiente.

(1 dólar = 0,8959 euros)

Reporte adicional de oficinas en Europa, Estados Unidos y Asia; escrito por Mark Potter y Christian Plumb; editado en español por Carlos Aliaga, Marion Giraldo, Patricio Abusleme y Carlos Serrano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below