1 de octubre de 2015 / 2:56 / hace 2 años

PMI de sectores manufactureros y servicios de Caixin muestran más debilidad económica en China

PEKÍN (Reuters) - La actividad manufacturera de China cayó a un mínimo de más de seis años en septiembre, mientras que el crecimiento del sector de servicios estuvo cerca de estancarse, mostraron sondeos privados, generando temores de que la economía esté desacelerándose con más fuerza que lo previsto.

El sector de servicios ha sido el único aspecto positivo de la segunda mayor economía del mundo, ayudando a compensar el débil desempeño de las manufacturas, pero también ha comenzado a mostrar señales de fatiga en los últimos meses, generando temores en los mercados financieros globales.

La actividad manufacturera se contrajo a 47,2 puntos en septiembre, su menor nivel desde marzo del 2009 y levemente por debajo de los 47,3 puntos de agosto, mostró el jueves el Índice de Gerentes de Compra (PMI) final de China elaborado por Caixin/Markit.

Un sondeo similar del sector de servicios cayó por segundo mes consecutivo a 50,5 puntos, su nivel más bajo desde julio del 2014 y apenas por sobre el umbral de 50 puntos que separa a la contracción del crecimiento sobre una base de comparación mensual. La cifra de agosto fue de 51,5 puntos.

"Esto indica una continua debilidad de la industria manufacturera, aunque las presiones que han generado la caída del sector han disminuido", dijo He Fan, economista jefe de Caixin Insight Group.

"La débil demanda es el principal factor detrás del exceso de suministros de manufacturas y el motivo de que no haya una recuperación", agregó He.

A pesar de una serie de medidas de estímulo del Gobierno durante el último año, incluidos cinco recortes de tasas de interés desde noviembre, la actividad manufacturera de China se han contraído por siete meses sucesivos y se espera una mayor debilidad a pesar de que se aproxima la que debería ser la temporada de mayores ventas a final de año.

Las nuevas órdenes de exportaciones cayeron a una tasa mayor en septiembre, a 44,6 puntos -un mínimo visto por última vez en marzo del 2009- y muy por debajo de los 46,6 puntos de agosto.

El subíndice de nuevas órdenes en general, una medición de la demanda interna y externa, sufrió su mayor contracción desde agosto del 2012.

El desplome del mercado bursátil de China durante el verano boreal y una sorpresiva devaluación del yuan en agosto han generado turbulencia en los mercados globales, generando dudas dentro y fuera de China sobre la capacidad de Pekín para manejar su economía.

La mayoría de los analistas independientes, sin embargo, aún no creen que la economía se dirija a un frenazo fuerte.

Muchos economistas estiman una desaceleración gradual y a veces irregular, en momentos en Pekín intenta convertir su modelo dependiente de la industria manufacturera y las exportaciones en uno centrado en el sector de servicios y gasto de los consumidores.

La salud del mercado laboral podría ser clave para determinar cuánto estímulo adicional aplicarán las autoridades en los próximos meses.

Con la caída de las ventas, los compañías manufactureras eliminaron empleos por vigésimo tercer mes consecutivo en septiembre, a su mayor ritmo desde enero del 2009.

Las empresas del sector de servicios, sin embargo, continuaron contratando personal. A pesar de un debilitamiento de las nuevas órdenes, sus expectativas de negocios siguen siendo altas.

Reporte de Xiaoyi Shao, Winni Zhou y Kevin Yao; Editado en Español por Ricardo Figueroa

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below