1 de octubre de 2015 / 13:00 / hace 2 años

Banco Central Chile, dividido ante opción de mantener o subir tasa clave en septiembre

Peatones caminan afuera de la entrada principal del Banco Central de Chile, en el centro de Santiago, 25 de agosto de 2014. Los consejeros del Banco Central de Chile no votaron en forma unánime por dejar estable la tasa de interés referencial en septiembre, algo que no ocurría hace más de un año, en medio de una débil actividad económica y una alta inflación, reveló el jueves la última minuta del organismo.Ivan Alvarado

SANTIAGO (Reuters) - Los consejeros del Banco Central de Chile no votaron en forma unánime por dejar estable la tasa de interés referencial en septiembre, algo que no ocurría hace más de un año, en medio de una débil actividad económica y una alta inflación, reveló el jueves la última minuta del organismo.

A mediados del mes pasado, tres de los cuatro consejeros del banco optaron por dejar sin cambios la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 3,0 por ciento, tal como ha ocurrido desde noviembre del año pasado y como esperaba el mercado.

Pero un consejero optó por subir la TPM en 25 puntos base ante la escalada de la inflación.

En medio de la divergencia, los consejeros destacaron que las opciones propuestas por la división de estudios de subir o mantener la tasa clave eran "válidas".

Así, la decisión de no modificar la TPM era coherente con el escenario del último Informe de Política Monetaria que contemplaba el inicio relativamente pronto de un proceso gradual de normalización del significativo estímulo monetario vigente.

En octubre del año pasado, el Banco Central completó un ciclo de sucesivas bajas de su tasa clave de interés por un total de 200 puntos básicos para estimular una economía que, en todo caso, no ha logrado remontar en medio del congelamiento de las inversiones del sector privado y un complejo escenario externo.

A diferencias de otras minutas, la discusión de los miembros del Banco Central se centró esta vez en la marcha de la inflación más que en la actividad doméstica.

Los precios al consumidor saltaron en agosto a un 0,7 por ciento, una variación muy por encima de lo esperado, en medio de los efectos de la fuerte depreciación del peso y pese a una débil demanda interna.

La inflación anualizada a agosto llegó a un 5,0 por ciento, superando el techo del rango de tolerancia del 2,0 a 4,0 por ciento que maneja el instituto emisor.

Para un consejero, la opción de subir en un cuarto de punto porcentual la tasa clave se sustentaba en el riesgo de que "nuevas sorpresas inflacionarias" consolidaran expectativas de alzas de precios por un tiempo prolongado.

De consolidarse estas expectativas, el ajuste monetario sería más abrupto y costoso de lo necesario.

Reporte de Antonio de la Jara. Editado por Fabián Andrés Cambero. LEA

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below