1 de octubre de 2015 / 19:59 / en 2 años

Odebrecht espera cerrar en noviembre financiamiento de 4.125 mln dlr para gasoducto Perú

LIMA (Reuters) - La brasileña Odebrecht espera cerrar a fines de noviembre un financiamiento por 4.125 millones de dólares para continuar la construcción de un gasoducto en el sur de Perú, cuyo avance actual es del 25 por ciento.

Rodney de Carvalho, gerente general de Gasoducto Sur Peruano -controlado por Odebrecht-, dijo el jueves que los 14 bancos internacionales que darían el préstamo están a las espera de un visto bueno del Gobierno peruano para asegurar la operación financiera.

“Mi expectativa es que a fines de octubre se esté firmando esta adenda (con el Gobierno), con lo cual los bancos van a su comité de crédito y posiblemente a finales de noviembre se estaría suscribiendo los contratos de préstamos y para diciembre tener los primeros desembolsos”, dijo Carvalho en una entrevista con Reuters.

El financiamiento en Perú para la filial de Odebrecht, la mayor firma de infraestructura de América Latina, ocurriría en momentos en que la firma enfrenta investigaciones en Brasil que llevaron a prisión a su presidente de Odebrecht, Marcelo Odebrecht, acusado de participar en una trama de sobornos.

El gasoducto peruano de 1.134 kilómetros cruzaría los Andes desde la reserva gasífera Camisea, en la selva del Cusco, para llegar a la costa sur de Perú donde se espera alimente de energía a grandes mineras y centrales eléctricas.

La ejecución del proyecto es clave para el desarrollo de un previsto polo petroquímico en Perú, cuya economía se está desacelerando debido a la menor demanda de los minerales que exporta a grandes mercados como China.

Carvalho dijo que los bancos internacionales financiarán el 80 por ciento que se requiere para culminar toda la construcción del gasoducto.

El resto provendrá de los recursos de los socios del consorcio, la española Enagas que tiene un 25 por ciento y la constructora local Graña y Montero que ingresó esta semana al grupo con un 20 por ciento.

“Estamos con un 24,5 por ciento de avance del proyecto”, afirmó. “La idea es poner a operación comercial el primer tramo del ducto que llega al Cusco en abril del 2017. Y cuando culmine la obra hasta el puerto de Ilo a fines de ese año, la operación comercial de esa última parte será en abril del 2018”, agregó.

El ejecutivo dijo además que Odebrecht ya no reducirá más su participación en el gasoducto, tras vender a Graña y Montero una parte del proyecto por 215 millones de dólares.

“Desde que Odebrecht entró a la licitación siempre pensó que podía vender una parte. Se aproximó Graña y Montero que tenía interés en comprar y pudimos venderle hasta un 20 por ciento, porque mantenemos el control con el 55 por ciento”, indicó.

Carvahlo dijo que el grupo está también esperando que la eléctrica estatal Electroperú firme con el consorcio que explota los campos de Camisea, liderado por la argentina Pluspetrol, un contrato de suministro de 400 millones de pies cúbicos de gas diario que asegure el consumo del gasoducto del sur peruano.

“Hasta ahora no se mueven”, dijo Cavalho preocupado, pero agregó que la demanda de gas también la podrían cubrir empresas privadas y las dos plantas térmicas de energía que se planean construir en la zona.

“Con las actuales reservas de gas, creo que hay combustible para 20 años en el país”, agregó.

Reporte de Marco Aquino; Editado por Javier López de Lérida

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below