13 de octubre de 2015 / 15:06 / hace 2 años

China pondrá crecimiento por delante de ambiciones reformistas frente a temores de desaceleración

La torre III del World Trade Center Tower chino y otros edificios en el distrito financiero de Pekín, oct 12, 2015. Los líderes chinos mostrarán que la prioridad de la segunda mayor economía del mundo es el crecimiento más que las reformas, al establecer un objetivo de crecimiento cercano al 7 por ciento en su próximo plan a largo plazo, incluso aunque la economía pierda impulso, dijeron fuentes cercanas a estas políticas.Jason Lee

PEKÍN (Reuters) - Los líderes chinos mostrarán que la prioridad de la segunda mayor economía del mundo es el crecimiento más que las reformas, al establecer un objetivo de crecimiento cercano al 7 por ciento en su próximo plan a largo plazo, incluso aunque la economía pierda impulso, dijeron fuentes cercanas a estas políticas.

El Comité Central del Partido Comunista se reunirá del 26 al 29 de octubre para diseñar su decimotercer plan quinquenal destinado al desarrollo económico y social entre 2016 y 2020.

"Debemos recurrir a políticas de estímulo para salvaguardar el objetivo de crecimiento del 7 por ciento", dijo un economista de un centro de estudios gubernamental. "Tenemos que situar la liberalización financiera al frente de las reformas económicas".

Pekín necesita un crecimiento promedio cercano al 7 por ciento durante los cinco próximos años para cumplir su objetivo previamente declarado de duplicar su Producto Interno Bruto y su ingreso per cápita entre 2010 y 2020.

No obstante, el hundimiento del mercado bursátil y los inesperados efectos secundarios de una modesta devaluación del yuan despertaron temores entre los responsables de las políticas de que una abrupta desaceleración genere riesgos sistémicos y desestabilice la economía.

"Parece que el crecimiento superó a la agenda reformista, que podría estabilizar el mercado a corto plazo, si bien agrega factores de desestabilización en el mediano plazo", comentó Zhou Hao, economista en el Commerzbank en Singapur.

El Gobierno podría impulsar el gasto en infraestructuras, dentro de una ofensiva de integración regional y su proyecto de "Nueva Ruta de la Seda" por Asia Central, para intentar cumplir sus objetivos de crecimiento para la década.

Aunque los detalles siguen siendo vagos, analistas esperan también que la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (NDRC, por sus siglas en inglés), el máximo planificador económico de China, presente también una serie de medidas medioambientales.

La generación eléctrica a partir de energías renovables sería un pilar central de tales iniciativas, que podría impulsar la demanda de cobre y aluminio por la necesidad de mejorar las redes y conectarlas a proyectos solares, eólicos e hídricos.

Editado en español por Carlos Serrano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below