29 de octubre de 2015 / 9:29 / en 2 años

Desplome de moneda brasileña impacta utilidades de español banco Santander

El logo de Santander en una filial en Madrid el 3 de febrero de 2015. Santander, el banco más grande de la zona euro, dijo el jueves que su ganancia neta subió casi un 5 por ciento en el tercer trimestre frente al mismo período del año anterior a 1.700 millones de euros (1.900 millones de dólares), aún cuando sufrió el impacto de una depreciación de monedas en América Latina. REUTERS/Andrea Comas

MADRID (Reuters) - El reciente desplome del real brasileño y la caída de otras monedas latinoamericanas presionó las ganancias del tercer trimestre del banco Santander, lo que deja al descubierto las dificultades que podría enfrentar el mayor prestamista de la zona euro en su intento por incrementar su rentabilidad.

Los ingresos provenientes de otros mercados clave, como el Reino Unido, ayudaron a Santander a contrarrestar los efectos de tipo cambiario hasta cierto grado, por lo que la ganancia neta del grupo escaló casi un 5 por ciento frente al mismo periodo del año anterior, aunque cayó en la medición trimestre a trimestre.

Casi un quinto de los beneficios de Santander dependen de Brasil, pero la mayor economía de América Latina está atravesando por su peor recesión en casi tres décadas.

Otrora el mayor motor de utilidades de Santander que le ayudó a soportar el severo enfriamiento del mercado español, la contribución de Brasil a las ganancias del banco ha caído a un rango menor al aporte de su filial en Reino Unido.

La ganancia neta por operaciones brasileñas se redujo casi un 15 por ciento respecto al segundo trimestre, aunque sin tomar en cuenta las fluctuaciones de divisas habría bajado a un ritmo más moderado de 1,4 por ciento, dijo el banco español.

Los niveles de morosidad en Brasil como porcentaje de los créditos continuaron incrementándose en el periodo de junio a septiembre, a un 5,3 por ciento, aunque a un ritmo menor que el visto en el trimestre anterior.

Las preocupaciones en torno a Brasil surgen en momentos en que la presidenta ejecutiva de Santander, Ana Botín, busca elevar las utilidades y retornos del grupo en los próximos tres años, además subir los pagos de dividendos, en base a una estrategia de aumento de préstamos y de la cartera de clientes.

Las acciones del banco han perdido cerca de 18 por ciento desde el comienzo del tercer trimestre en julio. A las 1130 GMT, sus títulos bajaban un 2,7 por ciento a 5,06 euros en la bolsa de Madrid.

Las ganancias netas totales de grupo estuvieron en línea con las proyecciones, al ubicarse en 1.700 millones de euros (1.860 millones de dólares) en el periodo julio-septiembre. La cifra fue más alta que hace un año, aunque la utilidad neta cayó un 1,7 por ciento frente al trimestre de abril a junio.

El ingreso neto por intereses (INI), o ganancias por créditos menos los costos de depósitos, llegó a 8.000 millones de euros, casi un 7 por ciento por encima del monto del año anterior, aunque bajó cerca de 4 por ciento respecto al segundo trimestre del 2015.

(1 dólar = 0,9146 euros)

Editado en español por Marion Giraldo y Carlos Aliaga

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below