4 de noviembre de 2015 / 9:35 / en 2 años

Honda dejará de usar infladores de airbags de Takata después de multa EEUU

Visitantes miran autos detrás de una muestra de productos Takata, en una exhibición en Tokio, Japón, 25 de junio de 2015. Honda Motor Co dijo que dejará de usar los infladores de airbags fabricados por la japonesa Takata Corp, después de que el principal regulador estadounidense de seguridad automotriz multó el martes al proveedor con 70 millones de dólares y ordenó que deje de utilizar un propelente potencialmente peligroso. REUTERS/Yuya Shino

TOKIO/WASHINGTON (Reuters) - Honda Motor Co dijo que dejará de usar los infladores de airbags fabricados por la japonesa Takata Corp, después de que el principal regulador estadounidense de seguridad automotriz multó el martes al proveedor con 70 millones de dólares y ordenó que deje de utilizar un propelente potencialmente peligroso.

Los reguladores han ligado ocho muertes -todas en autos fabricados por Honda, el mayor cliente de airbags de Takata- a los infladores, que utilizan nitrato de amonio y pueden explotar con demasiada fuerza, arrojando fragmentos de metal en el interior de los vehículos.

En una declaración redactada con dureza, Honda anunció que ya no se utilizará los infladores de Takata para bolsas de aire del asiento delantero, y agregó que estaba “profundamente preocupada” por la evidencia que sugiere que Takata “tergiversó y manipuló datos de pruebas de ciertos airbags”.

La automotriz no especificó qué alternativas que usaría, pero Honda ya está comprando más infladores a rivales de Takata como Autoliv, TRW Automotive Inc y Daicel Corp.

En respuesta a la orden estadounidense, Takata dijo que eliminará el nitrato de amonio en todos sus infladores para fines del 2018 a pesar de que no había determinado la raíz del problema. Las acciones de la firma llegaron a caer hasta un 20 por ciento el miércoles en el comercio de Tokio, a su nivel más bajo en un año.

“Honda ha sufrido un golpe significativo de esto”, dijo Christopher Richter, analista senior de la consultora CLSA. “¿Si el fabricante no puede averiguar cuál es el origen del problema, pueden permitirse el riesgo de seguir usándolos como un proveedor? Para Honda, la respuesta es un no”, agregó.

En su declaración, la Administración Nacional de Seguridad de Tráfico (NHTSA, por su sigla en inglés) acusó a Takata de brindar “datos selectivos, incompletos o inexactos” desde el 2009 y hasta el presente.

Takata dijo que pagaría 70 millones de dólares en seis cuotas hasta octubre del 2020. La NHTSA aseguró que otros 130 millones de dólares se harán efectivos si la empresa no cumple o la agencia descubre otras violaciones a las regulaciones de seguridad.

Reporte adicional de Bernie Woodall y Paul Lienert en Detroit, Chang Ran-Kim en Tokio. Editado en español por Carlos Aliaga

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below