4 de noviembre de 2015 / 11:30 / hace 2 años

Alemania aumenta presión sobre Volkswagen mientras escándalo toma nuevas dimensiones

El logo de Volkswagen en una planta eléctrica de sus instalaciones de Wolfsburgo, Alemania, el 22 de septiembre de 2015. Los inversores restaron el miércoles otros 3.000 millones de euros en valor de mercado a Volkswagen, luego de que la firma alemana admitió haber exagerado el ahorro de combustible de algunos de sus autos, abriendo un nuevo frente en el escándalo centrado al inicio en la manipulación de pruebas de emisiones.Axel Schmidt

FRÁNCFORT/BERLÍN (Reuters) - Las autoridades alemanas incrementaron el miércoles la presión sobre Volkswagen para que aclare sus actos, luego de que la firma alemana admitió haber exagerado el ahorro de combustible de algunos de sus autos, abriendo un nuevo frente en la crisis de la mayor automotriz de Europa.

La compañía dijo tarde el martes que subestimó el nivel de las emisiones de dióxido de carbono de unos 800.000 autos vendidos en Europa y, por consiguiente, de su consumo real de combustible. Esto implica que los vehículos afectados son más costosos de utilizar de lo que pensaban sus conductores.

Las revelaciones suman una nueva dimensión a una crisis previamente centrada en la manipulación a las pruebas de emisiones de sus autos, ya que son la primera amenaza grave a las ventas de Volkswagen desde que estalló el escándalo, dijeron analistas.

Las acciones de Volkswagen se hundían un 8,9 por ciento a las 1309 GMT, restándole cerca de 3.000 millones de euros (3.300 millones de dólares) más a su valor de mercado.

La última admisión generó algunas de la mayores críticas hasta la fecha del Gobierno alemán contra Volkswagen, que es parte de una industria que emplea a unas 750.000 personas en el país y es un símbolo de la destreza de la ingeniería germana.

El ministro de Transporte, Alexander Dobrindt, dijo que las irregularidades causaron "irritación en mi ministerio y en mí".

Steffen Seibert, portavoz de la canciller Angela Merkel, afirmó que la automotriz debe dar pasos para evitar que esto vuelva a ocurrir. "VW tiene que limpiar esto de forma transparente y amplia", señaló. "Es importante (para VW) crear estructuras que eviten estos casos".

Las últimas revelaciones, que obligaron a Volkswagen a añadir otros 2.000 millones de euros a los costos esperados por la crisis, significan también que por vez primera hay autos de gasolina implicados en el escándalo.

VW dijo que la mayoría de los 800.000 vehículos afectados tienen motores diésel, como el Golf, el Audi A3 y el Skoda Octavia, pero hay dos modelos a gasolina: el Polo y el Audi A1.

(1 dólar = 0,9148 euros)

Reporte adicional de Jan Schwartz e Irene Preisinger; escrito po Pravin Char; editado en español por Marion Giraldo y Carlos Serrano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below