12 de noviembre de 2015 / 16:18 / hace 2 años

COLUMNA-PMI mundial puede ser señal de recuperación para materias primas, pero hay que esperar a China

LAUNCESTON, Australia (Reuters) - La reciente alza del índice de gerentes de compras (PMI), tanto en China como en países desarrollados, ha generado alguna esperanza de que pronto haya una recuperación de la demanda y de los precios de las materias primas.

Un bulldozer en un cerro de mineral de hierro en una fábrica en Tangshan, China, nov 3, 2015. La reciente alza del índice de gerentes de compras (PMI), tanto en China como en países desarrollados, ha generado alguna esperanza de que pronto haya una recuperación de la demanda y de los precios de las materias primas. REUTERS/Kim Kyung-Hoon

La percepción se apoya en gran medida en experiencias anteriores de alzas de los PMI que han sido seguidas por un fuerte consumo de recursos básicos, un argumento que respaldan tanto la evidencia como la lógica.

Sin embargo, hay que incluir un aviso legal como los que acompañan a los folletos de inversión: el desempeño anterior no es siempre un indicador confiable de los resultados en el futuro.

La perspectiva positiva es que el PMI mundial de octubre se aceleró a 51,4 desde 50,7 en septiembre, la mayor alza mensual en casi dos años. Además, por primera vez desde marzo el resultado estuvo sobre el promedio móvil de tres meses.

Frank Holmes, presidente ejecutivo de la gestora de fondos U.S. Global Investors, dijo en un artículo publicado el 9 de noviembre que es un índice que sigue “muy de cerca porque en el pasado ha anticipado confiablemente como se pueden desempeñar los precios de las materias primas en los meses siguientes”.

“Nuestra propia investigación muestra que cuando un PMI ‘supera el límite’ (...) ha señalado una posible alza de algunas materias primas, productos básicos y energía”, dijo Holmes.

“En los tres meses tras avances anteriores sobre el límite, el cobre ha tenido un probabilidad de un 81 por ciento de subir aproximadamente un 7 por ciento, mientras que el petróleo ha subido un 7 por ciento en tres de cada cuatro veces”, añadió.

Estas son claras y fuertes probabilidades de alzas, y si se concretan serán buenas noticias para productores de materias primas e inversores.

No obstante, hay algunos asuntos que llaman a la precaución a la hora de valorar el panorama para los precios de las materias primas en un contexto de mejores previsiones para las manufacturas.

Lo primero es que si bien los PMI mundial, de Estados Unidos y la zona euro están sobre la marca de 50, que separa la expansión de la contracción, el principal PMI de China no lo está.

El PMI oficial, que se enfoca principalmente en empresas grandes y controladas por el Estado, fue de 49,8 en octubre, sin cambios frente a la medición de septiembre, y sólo levemente sobre el 49,7 en agosto.

La mejora del PMI Caixin/Markit PMI, que considera a más pequeñas y medianas empresas, fue ligeramente más positiva, con un alza a 48,3 en octubre desde 47,2 en septiembre.

Fue el resultado más alto desde junio, pero sigue bajo 50, por lo que sería una afirmación atrevida decir que el enorme sector fabril de China ha tocado fondo y que pronto vienen tiempos mejores.

CHINA DEBE PASAR A POSITIVO

Dado que China es el mayor consumidor mundial de materias primas, es probable que las previsiones para su industria sean más importantes que las de Europa o Estados Unidos.

Lo que parecen mostrar el PMI y otras cifras de China, como el crecimiento industrial más bajo de siete meses en octubre, es que aún falta un impulso al crecimiento, pese a que hay áreas que resisten, como las ventas minoristas.

Para que se concrete un alza de la demanda por materias primas, los PMI de China deben moverse sobre 50 y mantenerse ahí durante un tiempo, algo que Holmes reconoce en su artículo y que dice que es “clave”.

Es entonces, probablemente, muy pronto para estar animado por una recuperación de las materias primas, pero incluso si se concreta en 2016, será probablemente de una naturaleza diferente que en otras ocasiones.

Esto se debe principalmente a una gran resaca de oferta de muchas materias primas, especialmente aquellas de las que China es el principal comprador o productor.

Esto implica que incluso una demanda más fuerte difícilmente provoque un despegue del mineral de hierro, el carbón, el acero y el aluminio, por nombrar algunos.

Cualquier corriente alcista de esas materias primas simplemente alentará que la oferta vuelva al mercado, limitando las ganancias.

Son principalmente las materias primas con una oferta constreñida las que tenderían a beneficiarse, con el cobre como candidato si las manufacturas chinas vuelven a crecer con fuerza.

Un alza del crudo dependerá de que tan rápidamente el actual superávit mengue y a qué velocidad puedan responder los productores marginales a una alza de los precios.

En general, parece probable que cualquier alza sostenida de la demanda dependa de que China recupere impulso, e incluso entonces demorará más de lo usual que el creciente volumen se traduzca en mayores precios.

Editado en español por Javier López de Lérida

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below