26 de enero de 2016 / 19:13 / en 2 años

UE propone revisar normas de autorización de nuevos vehículos tras escándalo con Volkswagen

BRUSELAS (Reuters) - Los reguladores de la Unión Europea propondrán el miércoles una revisión de las normas de autorización de nuevos modelos de vehículos para evitar que se repita el escándalo de emisiones de Volkswagen, iniciando un polémico debate mientras los gobiernos y la industria se resisten a los cambios.

El logo de Volkswagen en un vehículo de la firma en exhibición en la feria de consumo electrónico de Las Vegas, ene 5, 2016. Los reguladores de la Unión Europea propondrán el miércoles una revisión de las normas de autorización de nuevos modelos de vehículos para evitar que se repita el escándalo de emisiones de Volkswagen, iniciando un polémico debate mientras los gobiernos y la industria se resisten a los cambios. REUTERS/Steve Marcus

Un borrador de la propuesta de la Comisión Europea, vista el martes por Reuters, permitiría a la UE supervisar los organismos nacionales que ahora son responsables de la aprobación de nuevos modelos y también le otorgaría nuevos poderes para imponer multas.

Además, permitirá a los países de la UE retirar autos autorizados por otras naciones del bloque si se descubre que incumplen la regulación medioambiental.

La legislación es la respuesta de la UE a la revelación en septiembre del año pasado de que Volkswagen usó un software para tratar de engañar a los reguladores en Estados Unidos.

El texto busca reformar las actuales reglas para la autorización de los organismos nacionales y poder revocar las licencias, aunque puedan venderse a lo largo del bloque.

De momento nunca se han aplicado castigos en la Unión Europea en lo que los críticos ven como una señal de colusión.

“Tras el estallido de este escándalo, se han hecho llamamientos a la Comisión para que refuerce el sistema de aprobaciones, en particular asegurando mecanismos adecuados de supervisión”, dijo la Comisión en el borrador.

“Las divergencias sustanciales en la interpretación y aplicación de las normas conllevan el riesgo de minar la efectividad del sistema y por ello de los principales objetivos de asegurar la seguridad y la salud de los ciudadanos y la protección del medio ambiente”, añadió.

Cualquier esfuerzo para aumentar el área de acción del Ejecutivo de la UE probablemente afronte una dura resistencia, especialmente desde países euroescépticos como Reino Unido.

Alemania ha intervenido repetidamente en el proceso legislativo de la UE para lograr concesiones para una industria de vehículos que considera vital para su economía.

Las nuevas propuestas no llegan a crear un regulador independiente para la UE, en línea con la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos que descubrió el escándalo de Volkswagen.

Información adicional de Meredith McGrath, editado por David Evans. Traducido por Rodrigo de Miguel en la Redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below