16 de febrero de 2016 / 15:26 / en 2 años

Confianza de inversores alemanes cae en febrero ante inquietud por ralentización global

BERLÍN (Reuters) - La confianza entre analistas e inversores alemanes empeoró en febrero por segundo mes consecutivo debido a la amenaza de una ralentización económica mundial e incertidumbres por el efecto de la caída de los precios del petróleo, según un sondeo del centro de estudios ZEW publicado el martes.

En la imagen se ve a Clemens Fuest, co director del Centro Europeo de Estudios Económicos (ZEW), hablando en Fráncfort el 10 de febrero de 2014. La confianza entre analistas e inversores alemanes empeoró en febrero por segundo mes consecutivo debido a la amenaza de una ralentización económica mundial e incertidumbres por el efecto de la caída de los precios del petróleo, según un sondeo del centro de estudios ZEW publicado el martes. REUTERS/Ralph Orlowski

El ZEW, con sede en Mannheim, dijo que su índice de confianza económica cayó a 1 puntos en febrero desde 10,2 el mes anterior. Esto se compara con una previsión de consenso de Reuters de una lectura de 0,0.

“El descenso pronunciado de la renta variable, un euro más fuerte y más preocupaciones generales sobre las perspectivas de crecimiento mundial claramente han mermado el optimismo sobre las perspectivas de crecimiento de la economía alemana”, dijo Carsten Brzeski, economista jefe de ING-DiBa.

El ZEW indicó que los precios de las acciones y los bonos de la banca europea, estadounidense y japonesa habían caído al temer los inversores que el actual clima de incertidumbre incremente el riesgo de un impago de los prestamistas.

Brzeski sostuvo que los inversores mirarían ahora al Banco Central Europeo para la adopción de posibles nuevas medidas que promuevan la expansión económica, pero que había una preocupación creciente sobre si la política monetaria podría impulsar el crecimiento.

“Dadas las limitaciones institucionales, legales y políticas, la opción ‘más de lo mismo’ parece desde nuestro punto de vista la más probable para la reunión de marzo”, dijo.

La economía alemana creció un 1,7 por ciento en 2015, y el Gobierno revisó a la baja sus previsiones de crecimiento para 2016 a la misma cifra, ya que la ralentización en los mercados emergentes pesa sobre una economía tradicionalmente impulsada por las exportaciones.

La analista de Capital Economics Jessica Hinds destacó que el índice era una señal de que el PIB del primer trimestre estaría estancado en términos anuales.

“La nueva caída de febrero se suma a nuestro punto de vista de que el crecimiento alemán se dispone a ralentizarse”, dijo Hinds, prediciendo un crecimiento de alrededor de un 1 por ciento este año.

Reporte de Joseph Nasr. Editado en español por Emma Pinedo y Rodrigo Charme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below