24 de febrero de 2016 / 16:59 / hace un año

Argentina y "holdouts" logran preacuerdo de 5.000 mln dlrs en disputa sobre deuda

Unas personas pasando junto al Banco Central argentino en el distrito financiero en Buenos Aires, oct 2, 2014. Los acreedores enfrentados con Argentina en los tribunales de Estados Unidos por más de una década sobre bonos de deuda incumplidos llegaron a un acuerdo por 5.000 millones de dólares para resolver el conflicto, dijo el miércoles un abogado que representa a los inversores.Marcos Brindicci

NUEVA YORK (Reuters) - Los principales acreedores enfrentados con Argentina por la cancelación de deuda impaga dijeron el miércoles ante la justicia de Estados Unidos que llegaron a un acuerdo inicial de 5.000 millones de dólares para resolver una disputa que mantiene al país marginado de los mercados globales de capitales.

El representante de los fondos dijo que aún faltan detalles para cerrar un trato que será un hito para el nuevo Gobierno argentino, ya que daría oxígeno a una economía que sufre una elevada inflación y un estancamiento de la actividad debido a la escasez de inversiones.

La revelación se conoció durante una audiencia ante una corte federal de Nueva York, donde un panel dijo que permitirá al juez Thomas Griesa levantar las órdenes judiciales que impiden a Argentina pagar deuda a otros acreedores.

Inmediatamente después de las declaraciones, Daniel Pollack, el mediador dispuesto por Griesa, acusó al abogado de los acreedores de que "violó la confidencialidad de las conversaciones entre las partes", en un nuevo enredo de la larga saga en que se ha convertido la disputa judicial.

"Hemos llegado a un acuerdo desde el jueves sobre las condiciones económicas con Argentina", dijo Matthew McGill, un abogado que representa a los acreedores Elliott Management y Aurelio Capital Management, en una audiencia ante un tribunal federal de apelaciones en Nueva York.

McGill describió el acuerdo como una "transacción de 5.000 millones de dólares", aunque agregó que las partes necesitan tiempo para concluirlo más allá de la fecha límite del lunes impuesta por Argentina. "Si tenemos un poco de tiempo podemos concluir el acuerdo", remarcó.

Para lograr más tiempo, McGill pidió a la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito que no descarte diversas apelaciones de Argentina que, al estar vigentes, impiden a Griesa levantar las órdenes judiciales.

Griesa había señalado el viernes que levantaría las órdenes pero que no tenía jurisdicción para hacerlo mientras las apelaciones se mantuvieran.

Mientras que el panel dijo que descartaría las apelaciones, como pidió Argentina, los jueces señalaron que pondrían en suspensión por dos semanas cualquier orden de Griesa que pusiera en efecto la decisión del viernes.

Para que el acuerdo quede sellado, el Congreso de Argentina deberá derogar antes dos leyes que impiden realizar nuevas ofertas a los acreedores con deuda en default. El oficialismo descuenta que, aunque no tiene mayoría propia en el Parlamento, tendrá el apoyo de los legisladores opositores.

AVANCES

El Gobierno del presidente Mauricio Macri había anunciado antes de ganar las elecciones en noviembre que buscaría un acuerdo con los fondos llamados "buitres" en Argentina, luego de años de desencuentros con la gestión de su predecesora de centroizquierda, Cristina Fernández de Kirchner.

Argentina había propuesto este mes un pago de unos 6.500 millones de dólares para terminar con la batalla legal con los bonistas conocidos como "holdouts" porque no aceptaron los canjes de deuda impulsados años antes por el país.

Los fondos Montreux Partners y Dart Management, entre otros, aceptaron una oferta que representa un descuento de entre un 27,5 por ciento a un 30 por ciento para los acreedores que presentaron demandas por unos 9.000 millones de dólares.

"El acuerdo es la condición necesaria para que la economía empiece a recuperarse", explicó Maximiliano Castillo, director de la consultora ACM, en Buenos Aires.

Los activos de Argentina revirtieron sus pérdidas el miércoles tras el anuncio del preacuerdo. [nL2N1631YQ]

Argentina declaró una cesación de pagos cercana a los 100.000 millones de dólares en el 2002, en medio de una grave crisis económica y social.

El ministro argentino de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, precisó el lunes que la suma en manos de acreedores que habían quedado fuera de los dos canjes de deuda ofrecidos por Argentina totaliza alrededor de 20.000 millones de dólares. [nL2N161285]

Una portavoz del Ministerio de Hacienda de Argentina dijo a Reuters -antes de conocerse el comunicado de Pollack- que cualquier acuerdo entre las partes debe ser informado por el mediador judicial.

Mark Brodsky, el presidente de Aurelius, declinó hacer comentarios a través de un portavoz. Mientras que las llamadas hechas a Elliott Management no fueron respondidas de inmediato.

Con reporte adicional de Gabriel Burin y Nicolás Misculin en Buenos Aires. Editado en español por Silene Ramírez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below