29 de febrero de 2016 / 10:30 / en 2 años

China retoma ciclo de expansión monetaria para moderar efecto de reformas

Una bandera nacional china ondea afuera de la sede del Banco Central, en Pekín, 3 de abril de 2014. El banco central chino redujo la cantidad de dinero en efectivo que los bancos deben mantener como reserva por quinta vez desde febrero de 2015, en su búsqueda por reactivar la desacelerada economía del país. REUTERS/Petar Kujundzic

PEKÍN/SHANGHÁI (Reuters) - El banco central chino reinició el lunes su ciclo de expansión monetaria, inyectando a largo plazo el equivalente a unos 100.000 millones de dólares en la economía para aliviar las consecuencias de despidos y bancarrotas en industrias que sufren un exceso de capacidad instalada.

El Banco Popular de China (BPC) publicó en su sitio web que reducirá el ratio de requisitos de reserva en 50 puntos básicos para todos los bancos, llevándolo al 17 por ciento para los mayores prestamistas del país.

El recorte se produce apenas días después de que China usó su papel como anfitrión del Grupo de los 20 para tranquilizar a sus socios comerciales respecto a que no intenta devaluar más al yuan, tras una sorpresiva depreciación del 2 por ciento en agosto que sacudió a los mercados financieros globales.

El anuncio del BPC también ocurre poco después de la asamblea anual del parlamento chino, que debe tratar de guiar un enorme giro hacia una economía de servicios y consumo alejándose de las manufacturas básicas y al mismo tiempo mantener estable el crecimiento.

La decisión fue una sorpresa para algunos analistas, dado que el BPC había dicho previamente que apostaría más a las inyecciones diarias de dinero para mantener el flujo de efectivo que a la incorporación de fondos a largo plazo a partir de una reducción del ratio de requisitos de reserva.

El recorte del encaje bancario será efectivo a partir del 1 de marzo y se anuncia tras señales de creciente endurecimiento de las tasas de financiamiento a corto plazo la semana pasada, pese a las repetidas inyecciones diarias a través de operaciones en el mercado abierto.

“Esto refleja que el banco central ve con agrado liberar liquidez en el sector bancario chino”, escribió Iris Pang, economista de Natixis en Hong Kong. Según Pang, la decisión liberará 689.000 millones de yuanes (105.000 millones de dólares) para crédito fresco.

Parte de esos fondos, traducidos en crédito, podrían ayudar a industrias en problemas a cubrir los costos de una reestructuración.

Varios economistas dijeron que el recorte sugirió que los reguladores están menos preocupados porque los movimientos para inyectar más dinero en una economía en problemas podrían golpear la valuación del yuan, y por extensión acelerar el flujo de salida de capitales.

La caída del yuan y una ola de dinero que salió de China a fines del año pasado sacudió a los mercados financieros globales y obligó al gigante asiático a tomar medidas para estabilizar su moneda en mercados dentro y fuera del país.

Reporte adicional de Kevin Yao, Shao Xiaoyi, Nicholas Heath y Nathaniel Taplin en Pekín, y Patrick Graham en Londres, escrito por Pete Sweeney; editado en español por Hernán García

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below