10 de marzo de 2016 / 16:58 / en 2 años

ANÁLISIS- Colombia necesitaría aún más ajustes para cumplir meta fiscal este año

BOGOTÁ (Reuters) - El reciente recorte de gastos anunciado por el Gobierno de Colombia sería insuficiente para que el país cumpla con sus metas fiscales del 2016, por lo que necesitaría hacer más ajustes a su presupuesto para evitar que se deteriore su imagen entre los inversores y las agencias calificadoras de riesgo.

Imagen de archivo de la ciudad de Bogotá, ago 18, 2011. El reciente recorte de gastos anunciado por el Gobierno de Colombia sería insuficiente para que el país cumpla con sus metas fiscales del 2016, por lo que necesitaría hacer más ajustes a su presupuesto para evitar que se deteriore su imagen entre los inversores y las agencias calificadoras de riesgo. REUTERS/Fredy Builes

A fines de febrero, el país anunció un recorte equivalente a un 0,7 por ciento del PIB, unos 1.800 millones de dólares, haciendo hincapié en que así se asegura la meta de un déficit fiscal del Gobierno Nacional Central de un 3,6 por ciento del PIB en el 2016.

Los ministros y otros altos funcionarios deberán volar en clase económica, se congelarán las contrataciones de personal y se gastará menos en teléfonos, combustible para autos oficiales y papelería, además de cortar inversión en varios sectores, algo que expertos dicen no alcanzará para cuadrar las cuentas.

“Es una buena medida que ayuda a apaciguar el efecto de la caída de la renta petrolera, pero claramente es una acción insuficiente teniendo en cuenta la magnitud del problema fiscal”, dijo Andrés Abadía, economista senior de la consultora Pantheon Macroeconomics en Londres.

Algunos agentes calculan que sin más recortes, el déficit subirá a un 4 por ciento del PIB este año.

“Tienen que ser más audaces de lo que han sido”, señaló John Rose, gerente de portafolios del gestor Old Mutual Global Investors en Londres, que posee bonos colombianos.

“El tema fiscal es una preocupación y en esas circunstancias la gente vende bonos y pregunta después”, agregó.

La previsión del Gobierno es que sus ingresos petroleros caerán este año a unos 218 millones de dólares, desde los 2.932 millones de dólares del 2015.

Agentes advirtieron que es posible que Bogotá esté siendo optimista, pese a que redujo su estimación promedio del precio del barril de crudo para el cálculo de sus cuentas a 35 dólares, desde una meta original de 50 dólares.

“Los ingresos petroleros estatales son propensos a caer casi a cero este año y sospechamos que una fuerte desaceleración de la economía significa que los otros ingresos serán mucho más bajos de lo que el Gobierno espera actualmente”, dijo Adam Collins, estratega de la firma Capital Economics.

La mayoría del mercado prevé que la cuarta economía de América Latina se expandirá menos del 3 por ciento que anticipa el Gobierno para este año.

El economista jefe de Citibank, Munir Jalil, dijo que aunque el ajuste va en la dirección correcta, se queda corto.

“Es insuficiente, creemos que en el segundo semestre en algún momento escucharemos otros 2 o 3 billones de pesos más de recorte, en el año deberían ser unos 9 billones en total (unos 2.851 millones de dólares)”, calculó.

¿CANJE?

Colombia está a las puertas de comenzar la discusión de una ley de reforma tributaria en el segundo semestre en el Congreso, que podría aliviar las finanzas y fortalecer la confianza de los inversores, pero sólo entraría en vigencia a partir del 2017.

“Los riesgos más importantes que tiene Colombia es que los ingresos fiscales crezcan menos de lo esperado o que la reforma tributaria planeada tenga problemas en su tránsito por el Congreso”, afirmó Collins, de Capital Economics.

“Cualquiera de estos escenarios probablemente haría que la calificación de crédito esté aún más en duda”, agregó.

Standard & Poor’s ya dio el primer paso en febrero, cuando bajó el panorama de calificación crediticia del país a negativo desde estable, pero mantuvo el grado de inversión.

Mientras, sus colegas Fitch y Moody´s han dado un compás de espera a que el país saque adelante la reforma fiscal y por ahora confían en su historial de cumplimiento.

“Pese a que Colombia enfrenta potenciales vientos en contra, el país será capaz de superarlos sin un deterioro significativo en sus indicadores de crédito soberano”, dijo Moody´s.

Pero advirtió que los factores que podrían llevar a una rebaja de su perspectiva serían “la reversión del proceso de consolidación fiscal o una disminución en el crecimiento económico más sostenido y materialmente más grande que lo contemplado por las autoridades”.

Algunos analistas no descartan que el Gobierno se vea además tentado a realizar un canje de deuda interna para extender en el tiempo los pagos y amortizaciones.

El país tiene vencimientos de títulos TES por cerca de 15,2 billones de pesos durante este año (4.761 millones de dólares), equivalentes al 10 por ciento de la deuda total local. De ese monto, 11,3 billones de pesos se cumplen en junio.

“Un canje muy seguramente viene este año”, consideró Camilo Pérez, economista jefe del Banco de Bogotá.

Una alta fuente del Ministerio de Hacienda descartó un canje sobre el vencimiento de junio, pero se abstuvo de comentar si habría una operación de ese tipo antes de fin de año.

(1 dólar = 3.192,49 pesos colombianos)

Reporte de Nelson Bocanegra. Editado por Luis Azuaje

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below