12 de marzo de 2016 / 17:27 / en 2 años

Ley laboral en China es duramente criticada mientras reestructuración económica amenaza empleos

PEKÍN (Reuters) - Las protecciones laborales en China han sido criticadas en las esferas más altas en momentos en que la reestructuración económica enfrenta a funcionarios preocupados por la estabilidad social y grupos de presión que argumentan que las políticas rígidas están suprimiendo la creación de empleos y los salarios.

Imagen de archivo de la sede del Banco Popular de China, en Pekín. 3 abril 2014. Las protecciones laborales en China han sido criticadas en las esferas más altas en momentos en que la reestructuración económica enfrenta a funcionarios preocupados por la estabilidad social y grupos de presión que argumentan que las políticas rígidas están suprimiendo la creación de empleos y los salarios. REUTERS/Petar Kujundzic/Files

Ejecutivos, especialmente en firmas privadas o extranjeras, han criticado por mucho tiempo la legislación sobre contratos laborales y las leyes de salarios mínimos, que hacen difícil que los dueños de negocios en problemas les den un giro o encuentren posibles compradores.

Ahora las autoridades, ansiosas por modernizar a una desacelerada economía y reducir el exceso de capacidad en la industria pesada de China, están haciendo comentarios similares.

La provincia de Guangdong, una potencia exportadora con una economía de 1 billón de dólares que a menudo lidera el camino en cuanto a reformas de mercado, dijo el martes que eliminaría las planeadas alzas al salario mínimo local en 2016 y lo mantendría en los niveles del 2015- levemente por encima de los 1.500 yuanes (230 dólares) por mes- hasta el 2018.

El mismo día, la agencia oficial de noticias Xinhua destacó los comentarios del ministro de Finanzas, Lou Jiwei, que criticó la Ley de Contratos Laborales de China en un discurso durante la reunión anual del parlamento.

La ley data de 2008, cuando China tenía la reputación de contar con fábricas clandestinas donde empleaba a trabajadores con salarios muy bajos, una vergüenza para un partido gobernante que monopolizaba el poder en nombre del socialismo.

La ley establecía una semana laboral de 40 horas para la mayoría de empleados, licencias de maternidad reguladas y exigía que las empresas pudieran exponer su caso al momento de despedir a empleados por incompetencia o criminalidad o hacer frente a fuertes multas.

Sus estándares aspiran a aquellos en las economías desarrolladas, no a los mercados emergentes, aunque su cumplimiento es débil. La Unión Europea, por ejemplo, limita la semana laboral a 48 horas, mientras que el máximo en China es casi la misma cantidad, luego de permitir hasta 36 horas al mes en horas extraordinarias.

Las regulaciones sostienen que los salarios mínimos deberían estar entre 40 y 60 por ciento del promedio local- aunque en la práctica es común entre el 30 y 40 por ciento- en comparación con casi un 30 por ciento en Estados Unidos y 50 por ciento en Gran Bretaña.

(1 dólar = 6,5138 yuanes)

Reporte adicional de James Pomfret, Kevin Yao, Sue-Lin Wong y Shao Xiaoyi; editado en español por María Cecilia Mora

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below