7 de abril de 2016 / 13:28 / en 2 años

Japón enfrenta resistencia para controlar la perjudicial apreciación del yen

TOKIO (Reuters) - Los esfuerzos de Japón por controlar la apreciación del yen están chocando con una oposición cada vez más fuerte de otros países, lo que complicaría aún más el intento del Gobierno del primer ministro Shinzo Abe por sacar de la estanflación a la tercera economía más grande del mundo.

En la imagen, un empleado de una compañía de divisas junto a una pantalla electrónica que muestra los tipos de cambio entre el yen japonés y el dólar estadounidense en Tokio. 7 de abril, 2016. Los esfuerzos de Japón por controlar la apreciación del yen están chocando con una oposición cada vez más fuerte de otros países, lo que complicaría aún más el intento del Gobierno del primer ministro Shinzo Abe por sacar de la estanflación a la tercera economía más grande del mundo. REUTERS/Issei Kato

Importantes funcionarios, incluido el principal portavoz del país, expresaron el jueves nuevas advertencias a los especuladores que buscan un alza excesiva del yen y resaltaron que están dispuestos a tomar las “medidas apropiadas” en el mercado contra lo que consideran operaciones maliciosas.

Pero la amenaza no logró detener al mercado, que está poniendo a prueba la determinación de los funcionarios y que apuesta a que Tokio no intervendrá a menos que el dólar caiga debajo de los 105 o incluso los 100 yenes.

El dólar tocó un nuevo mínimo en 17 meses de 109,10 yenes el jueves, ante la expectativa de que la Reserva Federal de Estados Unidos tomará una posición cautelosa sobre el ciclo de alzas en la tasa de interés. No obstante, un acuerdo firmado por el G-20 en febrero en Shanghái, que advierte a los países que detengan las devaluaciones competitivas, alentaba un alza del yen.

“El encuentro del G-20 en febrero abordó el tema de la devaluación competitiva, lo que complica la intervención de Japón. Japón también preside el Grupo de los Siete este año, lo que le dificulta tomar medidas”, dijo Kentaro Arita, economista senior de Mizuho Research Institute.

Los burócratas financieros japoneses desestiman esta perspectiva y apelan a otras partes del comunicado del G-20, que reservan a Tokio el derecho de intervenir si el yen sube demasiado, haciendo mención de la sección que advierte contra la “volatilidad excesiva”.

Con todo, ex diplomáticos japoneses con experiencia en negociaciones de política monetaria con economías del G-7 señalan que las manos de los funcionarios están atadas, dado que sería extremadamente difícil para Tokio convencer a otras naciones de la necesidad de intervenir.

El yen subió más de 10 por ciento frente al dólar en lo que va del año, el doble del 5 por ciento que trepó el euro, mientras los inversores buscan la moneda como reaseguro contra riesgos.

Las autoridades japonesas se han mantenido fuera de los mercados desde que intervinieron por última vez en 2011 para detener una fuerte alza generada por la especulación de que el devastador terremoto de marzo de ese año obligaría a las aseguradoras a repatriar fondos para pagar indemnizaciones.

En la actualidad, la tolerancia a la intervención es baja, dado que Estados Unidos y las economías europeas enfrentan viento en contra por una débil demanda desde los mercados emergentes. Por ahora, a Tokio sólo le queda recurrir a la “intervención verbal” y esperar que el dólar encuentre su piso.

Reporte de Stanley White, Kaori Kaneko y Noriyuki Hirata. Editado en español por Ana Laura Mitidieri

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below