7 de abril de 2016 / 13:37 / en un año

SONDEO-Panorama para monedas de A. Latina mejora por cautela Fed EEUU y política regional

Imagen de archivo de un empleado ordenando la vidriera en una casa de cambios en Ciudad de México. El panorama para las monedas latinoamericanas se tornó más positivo debido a una mejora generalizada de la confianza de los inversores a nivel global, junto con la perspectiva de un cambio político en Brasil, halló un sondeo de Reuters, aunque se prevé que la volatilidad persista.

BUENOS AIRES/BRASILIA (Reuters) - El panorama para las monedas latinoamericanas se tornó más positivo debido a una mejora generalizada de la confianza de los inversores a nivel global, junto con la perspectiva de un cambio político en Brasil, halló un sondeo de Reuters, aunque se prevé que la volatilidad persista.

Las divisas regionales repuntaron en marzo tras las fuertes pérdidas al comienzo de 2016 ante renovadas apuestas por activos de riesgo mientras la Reserva Federal estadounidense asumía una postura más laxa por las dudas sobre la desaceleración de China, pero los operadores temen que esto pueda cambiar pronto.

Ahora se prevé que el real brasileño cotice a 4,025 por dólar en 12 meses, de acuerdo con la mediana de 28 estimaciones de estrategas de mercado en la encuesta, un 5 por ciento más fuerte que la cotización proyectada a un año en el sondeo del mes pasado, cuando se calculaba a 4,25.

El real tuvo su mejor desempeño mensual en más de 13 años en marzo, a la par de un avance explosivo del mercado de acciones brasileño, en base a las crecientes probabilidades de que la presidenta Dilma Rousseff, rodeada de escándalos, pudiera ser impugnada.

Sin embargo, el optimismo se disipó un poco en días recientes ante señales de que el vicepresidente Michel Temer podría tener dificultades para construir una coalición fuerte en caso de que la mandataria sea alejada del poder.

Las turbulencias por la crisis política de Brasil, la peor desde la renuncia de un presidente allí en 1992, probablemente dominen la atención del mercado antes de una votación para ver si se somete a Rousseff a un juicio político, que tendría lugar este mes.

Aparte, una disminución de las expectativas sobre la economía mexicana, que recientemente contribuyó a una degradación del panorama crediticio del país de parte de Moody‘s, también podría reactivar la volatilidad.

El sondeo anticipó que el peso mexicano operaría a 17,40 por dólar en un año, una mejora de casi 1 por ciento desde la encuesta del mes pasado. Las previsiones para los pesos de Colombia y Chile también se fortalecieron desde el último sondeo, a 3.100 y 690,0, respectivamente.

Las tensiones podrían resurgir cuando los inversores comiencen a especular si la Fed hará en junio la primera subida de tasas de las dos que se esperan para 2016. Las perspectivas divergentes entre los funcionarios en las minutas del encuentro del banco en marzo podrían reducir aún más la visibilidad.

La reciente volatilidad en los mercados de monedas emergentes “muy probablemente continúe, principalmente por la conducción de la política monetaria de Estados Unidos”, dijo Alex Agostini de Austin Rating en Sao Paulo.

La incertidumbre sobre las previsiones, medida por las lecturas de desvíos estándar en el sondeo, siguió alta. Las proyecciones para el real en 12 meses, por ejemplo, oscilaban entre 3,45 y 4,70 por dólar y las estimaciones para el peso mexicano entre 15,0 y 19,0.

El peso mexicano acumula un alza de alrededor de 7,8 por ciento desde los mínimos históricos por encima de 19,0 vistos a mediados de febrero, cuando las autoridades sorpresivamente elevaron la tasa de interés y anunciaron recortes de gastos para calmar a los inversores durante una ola de inestabilidad global.

“Una recuperación prevista de los precios del petróleo más adelante este año probablemente ayudará a sostener la moneda en torno a los niveles actuales”, dijeron economistas del brasileño Itaú Unibanco en un reporte.

En tanto, el peso argentino fue proyectado a 16,6 en un año, en una señal de que los inversores no prevén otra devaluación grande de la moneda en momentos en que el país finalmente regresa a los mercados de deuda después de 15 años de aislamiento financiero tras la crisis del 2001.

“Con el país saliendo del default y agilizando su ingreso a los mercados financieros, eso incentivará el ingreso de capitales”, lo que a su vez contribuiría a estabilizar el peso, dijo Martín Polo, de la consultora Analytica en Buenos Aires.

reporte adicional de Hernán Nessi en BUENOS AIRES, Felipe Iturrieta y Anthony Esposito en SANTIAGO, Nelson Bocanegra en BOGOTÁ, Miguel Ángel Gutiérrez y Jean Luis Arce en CIUDAD DE MÉXICO, Ursula Scollo en LIMA y Aaradhana Ramesh en BANGALORE

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below