25 de mayo de 2016 / 14:22 / en un año

Préstamos al sector inmobiliario constituyen el mayor riesgo para bancos chinos

Edificios de un complejo residencial en Huaibei, China. 18 de abril de 2016. Los principales bancos de China están otorgando más hipotecas y créditos al sector de bienes raíces que en cualquier otro periodo desde la última crisis financiera, quedando más vulnerables a turbulencias del mercado en medio del fuerte aumento de los precios de viviendas y el elevado endeudamiento.China Daily

HONG KONG, 25 mayo (Reuters) - Los principales bancos de China están otorgando más hipotecas y créditos al sector de bienes raíces que en cualquier otro periodo desde la última crisis financiera, quedando más vulnerables a turbulencias del mercado en medio del fuerte aumento de los precios de viviendas y el elevado endeudamiento.

Los cinco mayores bancos de China tenían hipotecas y préstamos en el sector por 12,4 billones de yuanes (1,9 billones de dólares) a fines del 2015, lo que constituye un alza interanual de 11 por ciento y representa el 28 por ciento del total de créditos, según un análisis de Reuters.

Se trata la mayor exposición de sus libros, más que a los sectores de manufacturas o transporte, y supera el 40 por ciento, frente a alrededor de 26 por ciento hace siete años, si se incluyen todos los préstamos garantizados con inmuebles.

Mientras prestamistas como Industrial and Commercial Bank of China y Bank of China aumentan su exposición al sector, los precios de las propiedades en las grandes ciudades de China se han disparado, un escenario que muchos expertos describen como una burbuja a punto de estallar.

"Hay dos preocupaciones: la dependencia de la garantía de bienes para asegurar los préstamos se ha incrementado y los precios de los inmuebles también se han incrementado hasta un nivel que algunos podrían considerar como demasiado elevado", dijo Jack Yuan, director adjunto de instituciones financieras de Fitch Ratings.

"Si se produce una caída muy brusca de los precios (de las viviendas), las consecuencias podrían ser muy graves", dijo, y agregó que las autoridades chinas tienen herramientas para evitar un declive del mercado de esta naturaleza.

Muchas empresas de bienes raíces aún cargan con la deuda de la última burbuja inmobiliaria de China, un frenesí de ocho años que dejó muchos proyectos sin vender ni finalizar cuando los precios se desplomaron a finales del 2013.

La acumulación de deuda ha continuado pese a que la economía de China arroja su ritmo de crecimiento más débil en un cuarto de siglo y el mercado de bienes raíces se mantiene flojo fuera de las grandes urbes del país.

La inmobiliaria Yang Guang es una de las varias compañías que parece haber tomado créditos en exceso. La semana pasada informó que tomó préstamos adicionales por 300 millones yuanes, que se sumaron a su deuda actual de 6.100 millones de yuanes, pese a que sus ingresos cayeron a la mitad en el 2015.

En marzo, la calificadora Standard and Poor's advirtió sobre los riesgos para las notas de crédito de las inmobiliarias chinas, ya que muchas están destinado más capital a la compra de terrenos y a la construcción, incrementando el apalancamiento a pesar de la disminución de su rentabilidad.

(1 dólar = 6,5435 yuanes)

Reporte adicional de Umesh Desai, Clare Jim, Tris Pan, Stella Tsang de Hong Kong y Shu Zhang en Pekín. Editado en español por Carlos Aliaga y Marion Giraldo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below