8 de junio de 2016 / 11:42 / hace un año

BCE inicia compras de bonos corporativos para reactivar la inflación de la zona euro

FRÁNCFORT/LONDRES (Reuters) - El Banco Central Europeo comenzó miércoles a comprar deuda corporativa, adquiriendo bonos de compañías energéticas, aseguradoras y empresas de telecomunicaciones, en su último esfuerzo por reavivar la inflación en la zona euro.

Banderas de la Unión Europea reflejadas en una ventana de la sede del BCE en Fráncfort, Alemania. 21 de abril de 2016. El Banco Central Europeo comenzó miércoles a comprar deuda corporativa, adquiriendo bonos de compañías energéticas, aseguradoras y empresas de telecomunicaciones, en su último esfuerzo por reavivar la inflación en la zona euro. REUTERS/Ralph Orlowski

Al añadir deuda con grado de inversión a sus compras de activos por 1,740 billones de euros (1,97 millones de dólares), el BCE espera reducir aún más los costos de endeudamiento. Eso daría a las empresas incentivos para invertir, alimentando un crecimiento más rápido en el bloque, que sigue bregando para superar las últimas etapas de su crisis de deuda.

Operadores dijeron que el BCE estaba siendo activo en el mercado secundario y que una de sus primeras compras fue un bono a cinco años de una firma de energía, informó IFR, un servicio de datos financieros de Thomson Reuters.

Inversores dijeron que el banco central de la zona euro parecía estar comprando también deuda de empresas como la aseguradora Generali (GASI.MI) y el grupo español Telefónica (TEF.MC), con operaciones en el rango de entre los 3 y los 5 millones de euros.

Aunque no estaba claro de forma inmediata qué bonos estaba comprando el BCE, la rentabilidad de uno de los títulos de Telefónica [ES139476468=] cayó entre 3 y 6 puntos básicos el miércoles, un movimiento relativamente pronunciado.

El programa afrontará graves obstáculos. El mercado de deuda de alto rating como la que puede ser objeto de compra tiene un valor de entre 500.000 y 600.000 millones de euros, pero se limita en gran medida a grandes empresas en Francia y Holanda. Estas entidades ya disfrutan de un fácil acceso al crédito, así que su interés por el dinero barato puede ser limitado.

El éxito dependerá en gran medida de la capacidad del BCE de atraer a nuevos solicitantes de préstamos y que los menores costos de endeudamiento lleguen a economías más débiles como la italiana o la española, donde los costos continúan siendo altos.

“A estas alturas, el propio BCE probablemente no está seguro de cuánto podrá comprar”, dijo el analista de Deutsche Bank Michal Jezek. “Por ejemplo, podríamos ver en algunos meses fuertes compras de entre 9.000 y 10.000 millones de euros y otros, como en agosto, digamos que podría ser 1.000 ó 2.000 millones de euros, mientras la mayoría de meses será una cantidad intermedia”, sostuvo.

Jezek espera un récord de emisiones de deuda en euros este año, con 250.000 millones de euros brutos emitidos, más de 100.000 millones de euros en términos netos. Alrededor de la mitad de esa cifra provendrá de empresas de la zona euro, en respuesta a las compras del BCE.

El BCE no establecerá objetivos de compra y probablemente empezará lentamente, preparado para grandes fluctuaciones y acelerando el ritmo con el tiempo. Espera comprar entre 5.000 y 10.000 millones al mes si tiene éxito a la hora de inducir a nuevas emisiones, dijeron fuentes próximas al BCE a Reuters.

Editado en español por Marion Giraldo y Emma Pinedo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below