16 de junio de 2016 / 3:14 / en un año

Banco de Japón se abstiene de ofrecer estímulo adicional pese a inflación débil

Foto de archivo: Un hombre camina cerca del edificio del Banco de Japón en Tokio, Japón, 23 de marzo del 2016. El Banco de Japón mantuvo el jueves sin cambios su política monetaria y se apegó a su visión optimista de la economía, aún cuando una renovada apreciación del yen y una caída de las acciones amenazan con dañar la confianza de las empresas y descarrilar una frágil recuperación económica. REUTERS/Toru Hanai

TOKIO (Reuters) - El Banco de Japón se abstuvo de ofrecer un estímulo monetario adicional el jueves a pesar de las dificultades externas y una inflación anémica, lo que llevó al yen a un máximo en dos años que oscurece aún más las perspectivas para la economía.

El gobernador del Banco de Japón (BOJ, por su sigla en inglés) , Haruhiko Kuroda reiteró su visión de que los efectos positivos de las políticas de estímulo del banco central están surtiendo un efecto gradual en la economía.

“La economía de Japón probablemente se expandirá moderadamente como una tendencia”, dijo Kuroda en una conferencia de prensa después de la revisión de política monetaria.

“La tendencia subyacente de los precios está mejorando de manera constante, por lo que veremos que la inflación se acelerará hacia un 2 por ciento”, dijo, manteniendo la proyección del BOJ de que el objetivo de precios se alcanzará para marzo del 2018, al final del año fiscal 2017.

El BOJ mantuvo su programa de compra de activos en la revisión de tasas de dos días, comprometiéndose a aumentar la base monetaria a un ritmo anual de 80 billones de yenes (753.000 millones de dólares).

También mantuvo sin cambios la tasa de interés de -0,1 por ciento que aplica a parte de los excesos de reservas que las instituciones financieras mantienen en el BOJ.

“No hay nada en los indicadores económicos recientes que llevaría al BOJ a cambiar su perspectiva económica ahora”, dijo Norio Miyagawa, economista de Mizuho Securities.

“Sin embargo, el alza del yen ejercerá una presión a la baja sobre los precios al consumidor, por lo que espero que el BOJ relaje su política monetaria en julio, usando las tres dimensiones de su marco de política actual”, agregó.

El yen repuntó ampliamente después de la decisión del BOJ, alcanzando su mayor nivel en 22 meses contra el dólar de 104,06 unidades, así como máximos en varios años frente al euro y la libra esterlina. El índice Nikkei de la bolsa de Tokio cayó un 3 por ciento.

Reporte adicional de Minami Funakoshi. Editado en Español por Ricardo Figueroa y Carlos Aliaga

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below