5 de julio de 2016 / 15:02 / hace un año

Theresa May lidera carrera por suceder a Cameron, "Brexit" golpea a economía británica

LONDRES (Reuters) - La ministra del Interior, Theresa May, arrancó con fuerza el martes al frente de la carrera para convertirse en nuevo primer ministro de Reino Unido, pero la primera fase de la elección se vio opacada por el impacto causado por el “Brexit” a la libra esterlina y a los inversores en el mercado de bienes raíces.

La ministra del Interior británica, Theresa May, saliendo de 10 Downing Street tras una reunión de gabinete en Londres, Reino Unido. 5 de julio de 2016. El gobernante Partido Conservador de Reino Unido inició el martes el proceso para elegir un nuevo líder que reemplace a David Cameron como primer ministro, una carrera en la que las principales candidatas son la ministra del Interior, Theresa May, y la titular de Energía, Andrea Leadsom. REUTERS/Peter Nicholls

Evidenciando la preocupación de los mercados por el impacto económico de la salida de Reino Unido de la Unión Europa, la libra tocó un nuevo mínimo en 31 años y tres fondos que invierten en propiedades británicas anunciaron la suspensión de sus operaciones.

May obtuvo 165 votos en una primera votación de los parlamentarios británicos, mientras su máxima rival, Andrea Leadsom, con un cargo ministerial en la cartera de Energía, logró 66, aumentando la posibilidad de que una mujer acceda por segunda vez al cargo tras Margaret Thatcher.

El secretario de Justicia, Michael Gove, fue tercero con 48, y el ex secretario de Defensa Liam Fox solo recibió 16 apoyos y quedó eliminado de la competencia por la sucesión de David Cameron, que anunció su renuncia tras el triunfo del ‘Brexit’.

Poco después, el secretario de Trabajo y Pensiones, Stephen Crabb -cuarto con 34 votos- abandonó la carrera y mostró su apoyo público por May, al igual que Fox.

Mientras avanza el proceso eleccionario en el Partido Conservador, comenzaron a multiplicarse las señales de que el impacto del “Brexit” en el comercio, la inversión y la confianza empresarial ya está afectando a la economía.

M&G, el fondo de inversión de la aseguradora Prudential, fue la última en suspender el martes las operaciones de su cartera inmobiliaria en Reino Unido, de 4.400 millones de libras esterlinas (5.740 millones de dólares).

Aviva Investors había hecho lo propio antes con su fondo de 1.800 millones de libras, al igual que Standard Life Investments en la noche del lunes con su fondo de 2.900 millones de libras. Los tres fondos argumentaron que demasiadas personas estaban retirando su dinero al mismo tiempo.

Las acciones se hundieron en otros fondos relacionados con las propiedades y gestores de activos y aseguradoras también se vieron afectados.

La libra, la más afectada por la preocupación de los mercados ante el daño potencial que podría sufrir la economía británica, cayó por debajo de 1,31 dólares por vez primera desde 1985, y está ahora cerca de un 12 por ciento por debajo de sus niveles previos a la votación.

“Hay evidencias de que han empezado a cristalizar algunos riesgos. El panorama actual para la estabilidad financiera es desafiante”, afirmó el Banco de Inglaterra, que anunció medidas para animar a que los bancos sigan prestando.

En un posible revés para el centro financiero de Londres, la alemana Deutsche Boerse señaló el martes que la sede central del gigante bursátil europeo que se crearía a través de su fusión con London Stock Exchange Group podría tener que estar fuera de Reino Unido tras la votación a favor del ‘Brexit’.

Los votantes fueron bombardeados durante la campaña previa al referendo con advertencias de Cameron y varias instituciones financieras y centros de estudio sobre la posibilidad de que el ‘Brexit’ hundiera a Reino Unido en una recesión autoinfligida al bloquear su acceso al mercado único de la UE.

La facción en favor de salir del bloque calificó estos argumentos como el “Proyecto Miedo”, argumentando que Reino Unido prosperaría al recuperar “independencia” frente a Bruselas y liberarse de sus leyes, cerrando sus propios acuerdos comerciales y limitando la inmigración, algo que no podía hacer bajo las leyes de la UE, que permiten el libre movimiento de personas entre los países miembros.

Reporte adicional de Elizabeth Piper, Kylie Maclellan, Michael Holden, Vikram Subhedar, David Milleken, Huw Jones, William Schomberg y James Davey, escrito por Mark Trevelyan; editado en español por Carlos Serrano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below