12 de septiembre de 2016 / 18:57 / hace un año

Brainard, de Fed, advierte en contra de eliminar estímulos a la economía de EEUU

CHICAGO (Reuters) - La Reserva Federal de Estados Unidos debe ser cuidadosa y evitar eliminar su estímulo monetario demasiado pronto debido a la potencial debilidad del mercado laboral y los riesgos de bajones económicos en el extranjero, dijo el lunes la gobernadora de la Fed Lael Brainard.

La gobernadora de la Reserva Federal estadounidense Lael Brainard en un foro en Washington, abr 2, 2015. La Reserva Federal de Estados Unidos debe ser cuidadosa y evitar eliminar su estímulo monetario demasiado pronto debido a la potencial debilidad del mercado laboral y los riesgos de bajones económicos en el extranjero, dijo el lunes la gobernadora de la Fed Lael Brainard. REUTERS/Yuri Gripas

“La nueva normalidad de hoy aconseja prudencia a la hora de la remoción de la política expansiva”, dijo Brainard en comentarios ante el Consejo de Chicago para Asuntos Globales.

La funcionaria agregó que el mercado laboral estadounidense podría estar más lejos del sólido desempeño que algunos economistas consideran, lo que significa que “el argumento para endurecer preventivamente la política monetaria es menos convincente”.

Si bien Brainard no hizo comentarios sobre el momento específico para aplicar una futura alza de las tasas de interés, sus declaraciones sugieren que se mantiene firme en instar a la cautela.

Los funcionarios de la Fed van divididos a su reunión de política monetaria del 20 y 21 de septiembre. A algunos les preocupa que las tasas de interés bajas desaten un repunte de la inflación mientras que en el otro grupo, que incluye a Brainard, argumenta que la Fed no debería apresurarse en subir las tasas.

Muchos otros funcionarios consideran que el mercado laboral de Estados Unidos está cerca del pleno empleo y la jefa de la Fed, Janet Yellen, sostuvo en julio que la situación para un alza de tasas se ha fortalecido.

“Creo que las circunstancias exigen una encendida discusión la próxima semana”, dijo el presidente de la Fed de Atlanta Dennis Lockhart, que no tiene derecho a voto en la reunión pero participará de las discusiones.

Lockhart dijo que datos recientes y contactos con funcionarios de negocios en su región del sureste estadounidense le permiten tener confianza en que el crecimiento del empleo continuará y que la inflación eventualmente avanzará hacia el objetivo de la Fed.

En cambio, Brainard dijo que el mercado laboral aún podría fortalecerse más sin colocar presión sobre la inflación.

“La respuesta de la inflación a una imprevista fortaleza de la demanda probablemente sea modesta y gradual, requiriendo una correspondiente respuesta de política moderada”, dijo.

La última vez que el banco central estadounidense subió el costo del endeudamiento fue en diciembre, cuando puso fin a siete años de tasas de interés cercanas a cero. Los funcionarios de la Fed indicaron en julio que todavía podrían subir las tasas dos veces en lo que resta del 2016.

La opinión mayoritaria apunta a que la Fed dejará sin cambios las tasas de interés en su encuentro de la próxima semana, al igual que en su revisión de política monetaria el 1 y 2 de noviembre. Los precios de los contratos de tasas de interés a futuro sugieren que los inversores ven una probabilidad de justo por encima de 50-50 de un alza en la reunión de diciembre.

En el último año, Brainard ha sido una de las más firmes defensoras de la política de la Fed de mantener tasas de interés bajas, argumentando que Estados Unidos es vulnerable a los problemas económicos que puedan sufrir Europa y Asia.

El lunes dijo que políticas de tasas de interés bajas en las economías avanzadas podrían hacer a Estados Unidos más vulnerable a una apreciación del dólar, lo que a su vez presionaría la inflación a la baja.

En tanto, el candidato presidencial republicano Donald Trump acusó el lunes a la Fed de mantener bajas las tasas de interés debido a presiones políticas del Gobierno estadounidense.

Pero el presidente de la Fed de Minneapolis, Neel Kashkari, dijo que “la política no juega un papel” en las deliberaciones de la Fed, y que la inflación baja actual significa que “no hay una gran urgencia” por subir las tasas.

Reporte de Jason Lange en Chicago; editado en español por Luis Azuaje

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below