23 de agosto de 2017 / 20:31 / en 3 meses

Industria argentina de biodiésel aspira a que apertura UE compense pérdida de mercado EEUU

BUENOS AIRES (Reuters) - La industria de biodiésel de Argentina aspira a que una próxima reapertura del mercado europeo a sus exportaciones compense las fuertes pérdidas que ocasionarán los altos aranceles anunciados por Estados Unidos al biocombustible del país austral, dijo el miércoles el titular de la cámara del sector.

Imagen de archivo de la planta de producción de biodiésel de Patagonia Bioenergía en San Lorenzo, Argentina REUTERS/Enrique Marcarian

Los productores argentinos vuelven a apuntar a la Unión Europea (UE) un día después de que Estados Unidos anunciara que aplicará aranceles de entre 50 y 64 por ciento a los embarques de biodiésel de Argentina, al considerar que estos están subsidiados.

La Comisión Europea aún no ha eliminado los aranceles que también aplicó sobre las importaciones de biodiésel argentino por una acusación similar de dumping, a pesar de que la Organización Mundial de Comercio (OMC) falló a favor de la nación sudamericana el año pasado.

Pero el presidente de la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio), Luis Zubizarreta, dijo a Reuters que esta medida sería inminente, lo que podría paliar el virtual cierre del mercado de Estados Unidos.

“No hay muchos mercados que compren biodiésel. Uno es efectivamente la Unión Europea y confiamos en unas pocas semanas tener ese mercado abierto. Posiblemente compense” la pérdida de los embarques a Estados Unidos, explicó el titular de la cámara que agrupa a empresas de la talla de Bunge y Cargill.

Según datos oficiales, el año pasado el 90 por ciento de los 1,6 millones de toneladas de biodiésel exportados por Argentina tuvieron como destino Estados Unidos, lo que significó un ingreso de 1.200 millones de dólares para el sector.

La Cámara de la Industria Aceitera argentina (Ciara) dijo que la recuperación del mercado europeo evitaría una sobreoferta de aceite de soja -el insumo utilizado para producir biodiésel en Argentina-, que impactaría negativamente sobre los precios del derivado.

De acuerdo con Ciara, en el 2016 se volcaron 1,5 millones de toneladas de aceite de soja para la elaboración de biodiésel.

A pesar de las alarmas que generó en el sector, el Gobierno estadounidense aún debe ratificar los aranceles que aplicó, por lo que tanto Carbio como el Gobierno argentino apuestan a lograr una marcha atrás en la decisión del Departamento de Comercio de Estados Unidos.

“Vamos a seguir colaborando y vamos a intentar demostrar nuestra inocencia. Uno de los objetivos que tenemos que tener es mantener los dos mercados abiertos porque, en realidad, insisto, nosotros no subsidiamos ni hacemos dumping”, dijo Zubizarreta.

Una fuente de la Cancillería argentina señaló que el país cooperará en la fase final de la investigación que realiza el Gobierno de Estados Unidos sobre las denuncias de subsidios al biodiésel, con el objetivo de que revea la medida.

Las exportaciones de granos y aceite de soja de Argentina tributan un impuesto que actualmente el biodiésel no paga, lo que incentiva la producción local del biocombustible pese a que la industria no recibe ningún beneficio directo.

Reporte de Maximilian Heath, Editado por Nicolás Misculin y Manuel Farías

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below