25 de agosto de 2017 / 14:45 / hace 3 meses

Banco estatal brasileño busca tumbar a rey de la carne bovina al que ayudó a coronar

SÃO PAULO (Reuters) - El banco brasileño de desarrollo BNDES ayudó al ascenso del presidente ejecutivo de JBS SA, Wesley Batista, que pasó de ser un carnicero rural a magnate de la industria de carne más poderoso del mundo, pero ahora hace todo lo posible para sacarlo de la compañía.

Foto de archivo. Wesley Batista, presidente ejecutivo de JBS, la mayor procesadora de carne del mundo. 25 de marzo de 2011. REUTERS/Paulo Whitaker

Un acuerdo de delación premiada en mayo que dejó al descubierto la propensión de la multimillonaria familia Batista a sobornar a políticos llevó al brazo de inversiones del BNDES, BNDES Participações, a buscar su remoción de JBS. El banco atribuyó a su conducta el desplome de un 28 por ciento de las acciones de JBS este año.

Ambas partes están incrementando sus esfuerzos por convencer a los accionistas de JBS antes de una reunión el 1 de septiembre para decidir lo que sucederá con Batista, que ha estado al mando de la procesadora de carne desde enero de 2011, cuando tomó el control de manos de su hermano menor Joesley.

La disputa es un recordatorio de los otrora cálidos vínculos del Gobierno brasileño con JBS y los Batista y del respaldo con el que aún cuenta Wesley entre algunos inversores. Además de provocar la salida de Wesley como CEO, los accionistas también votarán sobre resoluciones para demandarlo a él y a otros ejecutivos.

Aunque es difícil predecir el resultado, casi una decena de banqueros, funcionarios de la compañía e inversores que solicitaron permanecer en el anonimato dijeron que son escépticos ante el argumento presentado por Batista en reuniones con inversores en Nueva York este mes, de que es el único que puede concretar dos próximas ventas de activos y sacar a bolsa una subsidiaria alimenticia en Estados Unidos el próximo año.

Al mismo tiempo, Batista sugirió que está abierto a salir de su cargo actual una vez que complete la serie de tareas en su agenda, dijeron tres de las fuentes. También les dijo que los resultados del tercer trimestre podrían ser uno de los “más fuertes” en la historia de JBS debido a la recuperación en el brazo de procesamiento de alimentos Seara y sólidas operaciones en Estados Unidos.

En un comunicado a Reuters, JBS dijo que “ha trabajado intensamente para adoptar varias medidas para proteger los mejores intereses de la compañía y los accionistas”. La empresa declinó formular más comentarios.

Representantes del BNDES, que tiene un 21 por ciento de participación en JBS, han estado tratando agresivamente de convencer a inversores de que Batista no es la persona idónea para administrar la compañía. Wesley y Joesley Batista controlan un 42 por ciento de JBS.

JBS, que se convirtió en un gigante local a través de una serie de adquisiciones locales autofinanciadas, comenzó a solicitar préstamos a BNDES en 2005, cuando Joesley Batista convenció a funcionarios del banco de convertir a la firma en un actor global dominante, dijo a fiscales en mayo.

La empresa usó más de 3.000 millones de dólares en préstamos del BNDES para realizar adquisiciones en Estados Unidos y otros lugares. Cuando los acuerdos afectaron a la deuda de JBS, BNDES acudió en su rescate nuevamente.

Reporte adicional de Rodrigo Viga Gaier en Río de Janeiro y Tatiana Bautzer en São Paulo. Editado en español por Patricio Abusleme.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below