29 de agosto de 2017 / 9:04 / en un mes

Confianza del consumidor alemán registra inesperada mejora en camino a septiembre: GfK

La canciller alemana, Angela Merkel, en una conferencia en Berlín, Alemania, el 29 de agosto de 2017. REUTERS/Fabrizio Bensch - RTX3DSOL

BERLÍN (Reuters) - La ya boyante confianza de los consumidores alemanes mejoró aún más en camino a septiembre, mostró el martes una encuesta, lo que reforzó las expectativas a que los compradores seguirán apuntalando el crecimiento en la mayor economía de Europa en la segunda mitad del año.

El gasto de los hogares ha superado a las exportaciones como la fuente principal de la expansión económica en Alemania mientras los consumidores se benefician de un empleo en máximos históricos, del aumento de la seguridad laboral, el alza de los salarios reales y los bajos costos de los préstamos.

El dato sorprendentemente fuerte, publicado por el instituto GfK con sede en Nuremberg, es la última de una serie de sólidas cifras económicas que probablemente aumenten las ya elevadas opciones de la canciller Angela Merkel de ganar un cuarto mandato en las elecciones federales del 24 de septiembre.

El indicador de confianza de GfK, que se basa en un sondeo a unos 2.000 alemanes, subió a 10,9 en camino a septiembre, lo que marca su quinto aumento mensual consecutivo.

La lectura fue la más alta desde octubre del 2001 y superó el pronóstico promedio en un sondeo de Reuters de 10,8, sin cambios desde el mes pasado, cuando registró su lectura más alta en casi 16 años.

Con el robusto mercado laboral alemán impulsando el consumo, los ingresos fiscales y el crecimiento general, GfK vinculó la subida sorpresa del dato con una mejoría en las expectativas de ingresos. Estos aumentaron por quinto mes consecutivo para alcanzar el máximo desde la reunificación en 1990.

“La muy positiva situación del empleo en Alemania es y sigue siendo el factor más importante para la buena confianza del consumidor”, dijo el investigador de GfK Rolf Buerkl, en un comunicado.

El sólido mercado laboral supone que los empleados tienen muy poco temor a perder sus empleos. Como resultado, los alemanes son más proclives a ser un poco más arriesgados en sus operaciones financieras y hacer mayores adquisiciones, que también podrían implicar créditos”, explicó Buerkl.

Información de Michael Nienaber. Traducido por la Redacción de Madrid; editado por Carlos Aliaga vía Mesa Santiago

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below