1 de septiembre de 2017 / 21:47 / hace 21 días

En América Latina se disputan el combustible tras Harvey

NUEVA YORK (Reuters) - Operadores y corredores de transporte marítimo están redirigiendo millones de barriles de combustible a América Latina para compensar las líneas de suministro cortadas después de que el huracán Harvey paralizó el centro de refinación estadounidense del Golfo de México.

Compradores de México, Brasil, Colombia, Venezuela, Argentina y otros países están recurriendo a refinerías de Europa, Asia e incluso a la costa este de Estados Unidos en una carrera para reemplazar más de 2,5 millones de barriles por día (bpd) de importaciones de combustible.

Aproximadamente una cuarta parte de la capacidad de refinación estadounidense, un total de unos 4,4 millones de bpd, fue paralizada cuando Harvey golpeó a Texas y Luisiana, elevando los precios de la gasolina a máximos de dos años por encima de los 2 dólares el galón.

“Algo de esto vendrá de Asia, la mayor parte vendrá de Europa y hay margen para apretar un poco el cinturón o prescindir de suministro”, dijo Paulo Nery, jefe de petróleo de Genscape para la región de Europa, Oriente Medio y África.

La paralización inicial provocó una fiebre de compras en Estados Unidos, con los operadores desviando cargas para evitar la escasez de combustible en el mercado de energía más grande del mundo.

Sin embargo, corredores de transporte marítimo y analistas dijeron que algunos de esos cargamentos cambiarían de destino nuevamente porque América Latina está compitiendo por importaciones clave.

“Ahora son los latinoamericanos los que están en el mercado”, dijo un corredor, quien agregó que había visto muchos desvíos desde la tormenta.

Compradores desesperados de la región estaban apuntando a cargamentos que esperan en la costa de Venezuela, pero buscaban en casi todas partes satisfacer sus enormes necesidades de importación de combustible, dijeron fuentes.

La demanda latinoamericana de importaciones ya había subido este año antes de Harvey porque una serie de paralizaciones en refinerías había reducido la oferta interna en países como México y Venezuela.

“América Latina va a necesitar esos cargamentos más que nadie”, dijo Robert Campbell, jefe de mercados globales de productos de petróleo de Energy Aspects. Hay poco combustible almacenado en América Latina por lo que muchos países tendrán que comprar urgentemente, agregó.

En junio, América Latina recibió 850.000 bpd de diésel y 950.000 bpd de gasolina, según Energy Aspects, y la mayor parte provino de la región del Golfo de México en Estados Unidos.

Analistas dijeron que las líneas de suministro tendrían trastornos durante semanas y posiblemente meses porque los mercados globales deberán enfrentar el daño infligido por Harvey al mayor centro de suministro de combustible del mundo.

Editado en español por Javier López de Lérida

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below