8 de septiembre de 2017 / 11:45 / hace 14 días

Harvey no afectó mayormente a proyectos químicos y de refinación en Golfo de México

En la imagen de archivo, una refinería de petróleo en Corpus Christi, Texas, Texas, los EEUU el 26 de agosto, 2017. REUTERS/Adrees Latif

NUEVA YORK/HOUSTON (Reuters) - Plantas petroleras y petroquímicas en la costa estadounidense del Golfo de México pretenden continuar con sus planes de gastos casi récord en expansiones el próximo año, pese a que el huracán Harvey elevó los costos laborales y frenó las actividades, según expertos.

En su mayor parte, Harvey no provocó grandes daños a plantas petroleras y petroquímicas en la zona, pero sí dejó estragos en miles de viviendas y locales comerciales. Los proyectos de refinerías y de reconstrucción tras el huracán competirán por la misma mano de obra, lo que elevará los costos o provocará escasez de trabajadores.

Se prevé que la inversión industrial en la costa del Golfo de México alcance los 51.900 millones de dólares el próximo año, cerca del máximo de 2015, lo que requerirá a muchos trabajadores de distintas especialidades, afirmó Industrial Information Resources (IIR), que hace un seguimiento del suministro de mano de obra para refinerías y otras compañías industriales.

“Tuvimos escasez de mano de obra antes de Harvey, pero ahora es significativamente peor”, comentó Anthony Salemme, de IIR.

Las inversiones han subido con fuerza en los últimos años debido a que la revolución del petróleo de esquisto se alimentó de una infraestructura ya existente.

Desde 2010, proyectos petroquímicos por 85.000 millones de dólares han comenzado o se han completado en Estados Unidos, casi todos en la región de la costa del Golfo de México, según el Consejo Estadounidense de Química.

Pero la concentración en esa zona deja a las instalaciones y redes de apoyo expuestas a la fuerza brutal de tormentas tropicales y huracanes, como demostró Harvey hace pocas semanas.

La tormenta provocó el cierre de cerca de un cuarto de la capacidad de refinación de Estados Unidos y de más de una decena de plantas petroquímicas.

Además, causó el cierre parcial o total de puertos y oleoductos de combustible clave que abastecen a la región central y al noroeste de Estados Unidos, lo que a su vez provocó alzas de los precios en las estaciones de servicios y temores a una escasez de combustible.

No hay señales de que nuevos grandes proyectos estén bajo amenaza. Varias firmas con planes en curso, incluyendo a BASF SE, DowDuPont Inc y Exxon Mobil Corp mantienen sus planes de crecimiento, mientras que otras afirmaron que repararán los daños que dejó Harvey antes de tomar decisiones sobre su estrategia a largo plazo en la región.

Reporte de Jarrett Renshaw en Nueva York y Ernest Scheyder en Houston; reporte adicional de Reem Shamseddine en Riad, Arabia Saudita, y Julia Simon en Nueva York. Editado en español por Patricio Abusleme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below