April 4, 2018 / 11:45 AM / 6 months ago

Avance de inflación en zona euro respalda a partidarios de reducir estímulos del BCE

BRUSELAS (Reuters) - Una Semana Santa adelantada ayudó a elevar la inflación en la zona euro en marzo, lo que parece preparar al Banco Central Europeo para ir retirando su programa de estímulo en los próximos meses.

La inflación en los 19 países que comparten el euro se situó en el 1,4 por ciento interanual en marzo, frente al 1,1 por ciento de febrero. La cifra de marzo estuvo en línea con las expectativas.

El dato se coloca en línea con las previsiones para todo el año del BCE, que está inmerso en un debate sobre la forma y el momento de poner fin al programa de compra de bonos de 2,55 billones de euros que lanzó en 2015 para combatir la amenaza de deflación.

El aumento de marzo, el ritmo más rápido en lo que va de año, se debió en parte a una Semana Santa adelantada que elevó el precio de los paquetes vacacionales y el alojamiento. El componente de los precios de los servicios subió un 1,5 por ciento frente al 1,3 por ciento de incremento en febrero.

Mientras la inflación sigue por debajo del objetivo del BCE de menos del 2 por ciento, varios responsables oficiales ven ahora el momento de empezar a reducir el programa de compras.

“El punto bajo de la inflación este año ha quedado atrás”, dijo Alexander Krueger, economista de la alemana Bankhaus Lampe.

“El previsible incremento mayor de la inflación debería alentar al BCE a ralentizar su compra de activos a partir de octubre y ponerle fin en diciembre”, añadió.

Dos miembros del BCE, Klaas Knot y Ewald Nowotny, dijeron la semana pasada que el riesgo para la entidad era dar pasos demasiado lentos para retirar sus extraordinarias medidas de estímulo.

Los precios de los alimentos no procesados subieron un 0,9 por ciento, frente a una caída del 0,9 por ciento en febrero. Los economistas esperaban un incremento, dadas las frías temperaturas de marzo que elevaron los precios de frutas y verduras.

La energía se encareció un 2 por ciento, ligeramente por debajo del alza del 2,1 por ciento de febrero.

La inflación subyacente, que excluye los volátiles precios de la energía y la comida no procesada, subió un 1,3 por ciento interanual en marzo frente al 1,2 por ciento en febrero, apuntando a un alza más permanente en la presión inflacionista.

Sin embargo, otro medidor clave al que miran muchos analistas, excluyendo también alcohol y tabaco, se mantuvo en el 1 por ciento.

“Con la inflación subyacente sin cambios en un nivel bajo, el Banco continuará insistiendo en su acercamiento paciente y persistente a una normalización de la política monetaria”, dijo Jessica Hinds, economista en Capital Economics.

Traducido por Inmaculada Sanz

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below