September 11, 2018 / 11:15 AM / 11 days ago

China contempla permitir que provincias impongan sus propios límites de contaminación

PEKÍN (Reuters) - China está considerando permitir que sus provincias del norte decidan sus propios límites de producción en la industria pesada para frenar las emisiones durante el invierno, lo que supone una atrevida apuesta para limpiar el contaminado aire del país.

Imagen de archivo. Los edificios se ven en medio del smog en un día contaminado donde se emite una alerta azul, en Pekín, China, el 2 de abril de 2018. REUTERS / Stringer ESTA IMAGEN FUE PROPORCIONADA POR UN TERCERO. NO USAR EN CHINA

Las especulaciones sobre la medida hacían bajar los precios del acero y de las materias primas industriales y llegan en momentos en que el Gobierno se propone finalizar un programa que establecía prohibiciones homogéneas en todo el país, diseñando medidas flexibles que reflejen las condiciones locales con el fin de evitar trastornos económicos.

“Los recortes de producción en la industria pesada se mantendrán este invierno, pero las autoridades locales establecerán tasas de recorte detalladas en función de su propia situación”, dijo una fuente que participa en la elaboración del plan.

No está claro cuándo anunciará una decisión formal el Ministerio de Ecología y Medio Ambiente, agregó la fuente, que no quiso ser identificada porque el plan no se ha hecho público. El Ministerio no respondió a una solicitud de comentarios.

De adoptarse, la medida supondría un nuevo reajuste del Gobierno chino en su prolongada lucha contra la polución.

También supondría matizar las ambiciosas propuestas incluidas en un borrador del Ministerio al que tuvo acceso Reuters el mes pasado, que incluía recortes del 50 por ciento en la producción de acero y del 30 por ciento en aluminio primario en algunas áreas, similares a las medidas del invierno pasado.

Este será el segundo año que China obliga a las acerías, fundiciones de aluminio y otras industrias pesadas en las regiones del norte a reducir la producción durante el invierno, cuando las emisiones de las centrales eléctricas de carbón del país aumentan para satisfacer la mayor demanda de calefacción.

La temporada de gran consumo de calefacción comienza en noviembre y finaliza en marzo.

Dar la responsabilidad de los límites a los gobiernos locales es arriesgado, ya que las autoridades regionales pueden establecer objetivos más indulgentes de lo que desea el gobierno central, anteponiendo el crecimiento económico y el empleo a la batalla contra la contaminación.

El futuro del coque que más se negocia en el mercado, para su entrega en enero, se llegaba a desplomar un 5 por ciento, mientras que los futuros de bobina de acero laminada en caliente y el acero corrugado registraban su mayor caída desde marzo.

Información de Muyu Xu y Josephine Mason; traducido por Tomás Cobos en la redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below