October 17, 2018 / 7:59 PM / a month ago

Aseguradora guarda piezas de arte dañadas en Alemania

COLONIA, Alemania (Reuters) - ¿Qué pasa con las obras de arte que están demasiado dañadas para ser restauradas una vez que la aseguradora ha pagado la póliza?

Dorothee Hamm-Neumann de la aseguradora alemana de arte AXA Art muestra la impresión en offset dañada de "Wrapped Reichstag" de Christo durante una visita guiada para la prensa en el depósito en el que almacena arte dañado en Colonia, Alemania. 15 de octubre, 2018. REUTERS/Thilo Schmuelgen

Hasta 300 de ellas -con rasguños, roturas o agujeros de artistas conocidos como Gerhard Richter, Christo y Giorgio de Chirico- son guardados en un almacén de AXA cerca de Colonia, la ciudad ubicada al oeste de Alemania.

AXA, una de las mayores aseguradoras de arte del mundo, recibe anualmente reclamaciones de indemnización por daños a pinturas, esculturas y dibujos. Cerca del 80 por ciento puede ser restaurado.

El resto, que no puede ser reparado o es demasiado caro hacerlo, va a su depósito.

“Almacenamos piezas de arte, objetos y artículos de colección de artistas notables por los cuales hemos compensado a nuestros clientes, nos volvemos sus dueños y los guardamos para el futuro”, dijo Kai Kuklinski, director de AXA Aseguradora de Arte. “El principal objetivo es mantener este arte porque da demasiada pena tirarlo”, agregó.

AXA entrega algunas piezas, entre ellas pinturas, artículos de colección y antigüedades, a proyectos de investigación. Otras son subastadas para caridad y algunos son guardados, en caso de que puedan ser reparados más adelante, una vez que las técnicas de restauración hayan mejorado.

“De otro modo, mantenemos las cosas por muchos, muchos años, hasta décadas, en nuestro depósito”, dijo Kuklinksi.

Los trabajos en el almacén de Colonia incluyen una impresión en offset de “Wapped Reichstag” de Christo.

Otra obra es “Black Red Gold”, una pintura de Gerhard Richter, que resultó dañada por la manera en que fue colgada.

Uno de los artículos más inusuales es una pintura de Giorgio de Chirico, que casi resulta destruida cuando una bola de demolición de la casa de al lado la tiró cuando estaba colgada en la pared de una vivienda.

Reporte de Thilo Schmuelgen y Petra Wischgoll. Escrito por Madeline Chambers. Editado en español por Lucila Sigal

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below