3 de julio de 2008 / 0:17 / en 9 años

ANALISIS-Plan Paulson sobre quiebra bancaria no avanzará en 2008

Por Karey Wutkowski y Rachelle Younglai

WASHINGTON (Reuters) - El llamado del Gobierno del presidente George W. Bush a un mecanismo de urgencia para evitar la quiebra de un banco no tiene este año la posibilidad de una acción del Congreso, forzando a los reguladores a usar los poderes existentes por ahora para evitar una mayor interrupción del mercado.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Henry Paulson, presentó el miércoles la idea de un nuevo mecanismo en un momento en que la Reserva Federal ha comenzado a vigilar los bancos de inversión de Wall Street y su vasta red de derivados, canjes, préstamos, financiamiento de inversión y otras operaciones.

“Creo que esto es un punto de partida,” dijo Dean Baker, codirector del Center for Economic and Policy Research. “Lo mejor que (Paulson) pudiera esperar es obtener algunos compromisos para abrir la puerta para que este sea uno de los temas principales del próximo Congreso,” agregó

A diferencia de los bancos comerciales de Estados Unidos, que deben mantener ciertos estándares de capital y están regulados por la Fed, el Departamento del Tesoro y la Corporación Federal de Seguros de Depósitos, los bancos de inversión han disfrutado tradicionalmente de libertad para realizar operaciones más riesgosas.

El representante demócrata Barney Frank, presidente de la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara baja, iniciará una serie de audiencias la próxima semana para examinar el sistema financiero regulatorio de Estados Unidos y preparar el terreno para la ley en el 2009 tras la asunción de un nuevo Gobierno en enero.

Frank ha propuesto otorgar a la Fed y a otra agencia poder para vigilar todos los riesgos en el sistema financiero. Paulson dijo que se le debería otorgar a la Fed la autoridad permanente como “regulador de la estabilidad del mercado.”

Llamadas telefónicas a Frank y el presidente de la Comisión Bancaria del Senado, Christopher Dodd, no fueron devueltas de inmediato. El Congreso se encuentra en receso esta semana.

Mientras tanto, la Reserva Federal y la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) han estado trabajando en un acuerdo para compartir información sobre los bancos comerciales y de inversión.

Los expertos dijeron que el acuerdo para compartir datos debería ayudar a los reguladores durante algunos meses hasta que el Congreso pueda acordar qué tipo de cambios de supervisión se necesita tras la crisis de Bear Stearns a comienzos de este año.

En marzo, la Fed ayudó a organizar una adquisición de parte de JP Morgan Chase & Co y garantizó un préstamo por 29.000 millones de dólares para facilitar la transacción, por la preocupación de que una quiebra de Bear Stearns podría desatar un pánico financiero. También comenzó a hacer préstamos de emergencia a los bancos de inversión por primera vez desde la Gran Depresión, pero esa medida temporal va a expirar en septiembre.

“No creo, dado el entorno, que la Reserva Federal y la SEC, en particular, tengan ahora acceso a la información y datos y que estén por encima de esto,” dijo Mark Zandi, economista en jefe de Moody’s Economy.com

“Tienen suficiente fuerza y suficiente información para prevenir otro suceso como el de Bear Stearns,” dijo Zandi.

Paulson, hablando en Londres en un evento ante un grupo de expertos de Chatham House el miércoles, dio más detalles de su plan de otorgar a la Reserva Federal un rol regulatorio más amplio.

Dijo que su prioridad era mantener la estabilidad del mercado en el mediano plazo, pero indicó: “Necesitamos primero crear un proceso de resolución que asegure que el sistema financiero puede hacer frente a los fracasos de un firma financiera grande y compleja.”

Paulson quiere que los reguladores tengan la autoridad de limitar interrupciones temporales y ser flexibles en el caso de un acontecimiento de magnitud como una quiebra de una gran banco de inversión.

Baker dijo que es difícil revertir canjes y complejos instrumentos financieros en poder de los bancos de inversión, pero que los reguladores demostraron que esto se podía hacer mediante el rescate de Bear Stearns.

“Esa no era la mejor manera de hacerlo,” dijo. “La idea es que es mejor tener preparado un procedimiento de antemano antes que hacer algo ad hoc,” agregó.

Pero otros han planteado la idea del Gobierno de Estados Unidos involucrándose en la fundamental empresa de mercado libre.

The American Enterprise Institute (AEI), un grupo de expertos conservadores, ha criticado la propuesta de Paulson, debido a que podría enviar un mensaje que el Gobierno intervendrá cuando un banco de inversión fracase.

“Eso está causando mucho daño,” dijo Peter Wallison, un miembro del AEI.

Pero el grupo de la industria Financial Services Roundtable dijo que respaldaba el llamamiento a más regulaciones, si esto significaba que los bancos de inversión tendrían acceso a la ventanilla de descuentos de la Fed.

“Los comentarios de Paulson están directamente en línea con lo que nuestras compañías asociadas nos están diciendo,” dijo Irving Daniels, vicepresidente de actividad bancaria y de valores de Roundtable, que representa a algunas de las mayores instituciones financieras, entre ellas Citigroup Inc y Merrill Lycnh .

Editado en español por Rodolfo Saavedra

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below