October 8, 2008 / 3:44 PM / 10 years ago

ACTUALIZA1-Islandia nacionaliza otro banco, falla defensa moneda

Por Niklas Pollard and Omar Valdimarsson

ESTOCOLMO/REYKJAVIK (Reuters) - La rápida inmersión de Islandia en la crisis financiera mundial se agudizó el miércoles cuando el Gobierno tomó el control de un banco que había planeado respaldar y el banco central no logró defender la moneda.

Kaupthing, el mayor banco de la isla, fue forzado a tomar un préstamo de emergencia de Suecia y a poner a su unidad sueca a la venta. Sus acciones cayeron en la Bolsa de Estocolmo un 34 por ciento, antes que fueran suspendidas.

La moneda de Islandia se volvía a desplomar y el banco central abandonaba los intentos por mantenerla a 131 unidades por euro. Finalmente cotizaba a 165 unidades.

“Está claro que esta tasa no tiene el apoyo suficiente. Por lo tanto, el banco no hará más intentos al respecto por el momento”, informó el banco central.

La isla del Atlántico Norte, con sólo 300.000 habitantes, era un ejemplo del auge crediticio mundial que estalló en los últimos 15 meses. Sus bancos se expandieron en el extranjero, los inversionistas apostaron por su moneda de alto rendimiento y las firmas extranjeras inyectaron dinero a los proyectos locales.

Ahora que enfrenta un derrumbe financiero global, Islandia ha nacionalizado a dos de sus mayores bancos: Landsbanki y Glitnir.

El país persigue un préstamos de 4.000 millones de euros (5.400 millones de dólares) de Rusia.

El regulador financiero dijo en un comunicado que las operaciones de Glitnir en Islandia serían abiertas para funcionar con normalidad y que los depósitos domésticos estaban absolutamente garantizados.

Su Gobierno enviaría una delegación a Moscú para negociar los términos de una línea de auxilio de Rusia, consistente en fondos que el país necesita desesperadamente para reforzar sus reservas de moneda extranjera.

El ministro de finanzas ruso Alexei Kudrin dijo que Moscú veía positivamente al pedido.

El banco central sueco informó que prestará al brazo sueco de Kaupthing hasta 5.000 millones de coronas (702 millones de dólares) y dijo que la unidad había sido puesta a la venta.

“Riksbank fue informado que el proceso de venta de Kaupthing Bank Sverige AB inició”, señaló el banco central en un documento en el que describe los detalles del préstamo.

En una creciente ola de ventas de activos, Glitnir dijo que venderá su unidad sueca y a su brazo finlandés.

Mientras tanto, ING Direct, el brazo de ING Group en internet, anunció que comprará más de 3.000 millones de libras (5.300 millones de dólares) de depósitos británicos en cuentas de ahorro icesave, un estilo de operación islandés, que pertenecen a Landsbanki y Kaupthing Edge.

Riksbank dijo que actuaba para salvaguardar la estabilidad financiera sueca, lo que sugiere cuán interconectado está un país tan pequeño como Islandia.

Stefan Ingves, gobernador de Riksbank, dijo que el banco central sueco creía que Kaupthing era solvente.

INCIERTO FUTURO DE GLITNIR

El jefe del banco central de Islandia dijo a últimas horas del martes que la isla emergería fortalecida pero también planteó la posibilidad de que no sobreviva el que solía ser el tercer mayor banco del país, Glitnir.

“Hasta que las agencias calificadoras y los prestamistas extranjeros se den cuenta de que no endeudaremos a la nación, la posición de Islandia se dará vuelta, la moneda se fortalecerá”, dijo David Oddsson, que lidera al banco central, en una entrevista en televisión.

Pero Oddsson aclaró que el Gobierno no inyectará dinero en Glitnir. “El estado no inyectará nuevos capitales en el banco a menos que realmente haya un banco”, dijo.

El Gobierno sorprendió a los mercados la semana pasada cuando anunció que compraría un 75 por ciento de Glitnir, dando inicio a lo que fueron 10 turbulentos días en el país.

Con valuaciones de activos en el piso, los mercados temen que Islandia caiga en lo que su primer ministro mencionó como una bancarrota nacional.

El lunes el estado tomó poderes especiales que le permiten dictar normas para las operaciones bancarias y la capacidad de forzar fusiones o que un banco se declare en quiebra.

El Gobierno rápidamente usó estos poderes para despedir al directorio de Landsbanki y ponerlo en cesación de pagos.

Mientras aumentaba la tensión, ahorristas hacían fila fuera de una oficina de Kaupthing en Estocolmo, mientras Gran Bretaña amenazaba actuar en representación de más de 50.000 ahorristas en el sistema ‘icesave’, que ha congelado las cuentas.

“Estamos iniciando acciones judiciales contra las autoridades de Islandia”, dijo el primer ministro británico Gordon Brown, que reveló además un rescate bancario en su país.

El ministro de asuntos sociales de Islandia, Johanna Sigurdardottir, dijo en la televisión local que el fondo para viviendas del Gobierno tomaría los préstamos residenciales que posean los bancos que colapsen.

Escrito por Mike Peacock; editado en español por Silene Ramírez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below