1 de julio de 2013 / 17:08 / en 4 años

RESUMEN- Fábricas de EEUU repuntan en junio, pero contrataciones bajan

NUEVA YORK (Reuters) - La actividad manufacturera de Estados Unidos creció el mes pasado, repuntando desde una inesperada contracción en mayo, pero las contrataciones en el sector fueron las más débiles en casi cuatro años, lo que remarca los desafíos que aún enfrenta la economía estadounidense.

Imagen de archivo de unos empleados en la línea de ensamblaje de la firma Ford en Louisville, EEUU, jun 13 2012. La actividad manufacturera de Estados Unidos creció el mes pasado, repuntando desde una inesperada contracción en mayo, pero las contrataciones en el sector fueron las más débiles en casi cuatro años, lo que remarca los desafíos que aún enfrenta la economía estadounidense. REUTERS/John Sommers II

En tanto, el gasto en construcción subió en mayo casi a un máximo nivel en cuatro años, aunque las dificultades en el sector inmobiliario fabril y comercial mantuvieron lenta la recuperación en el sector.

El Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM, por su sigla en inglés) dijo el lunes que su índice de actividad nacional de actividad fabril subió en junio a 50,9 desde 49,0 en mayo, poco más que la cifra de 50,5 esperada por los analistas.

Una lectura superior a 50 indica expansión en el sector.

La medición de nuevos pedidos avanzó a 51,9 desde 48,8, mientras que la producción saltó a 53,4 desde 48,6, lo que ayudó al índice general a rebotar desde una contracción en mayo, que fue la primera en seis meses.

“Es bueno ver a las manufacturas moviéndose de vuelta al crecimiento desde la contracción”, comentó Joel Naroff, presidente de Naroff Economic Advisors en Holland, Pensilvania.

Sin embargo, una medición del empleo cayó a 48,7, la lectura más baja desde septiembre del 2009. En mayo, ese dato fue de 50,1.

Eso podría incrementar las preocupaciones sobre la fuerza de la recuperación estadounidense, particularmente ahora que la Reserva Federal ha dicho que está considerando reducir su enorme programa de estímulo económico.

“Desafortunadamente en el lado del empleo, no están contratando”, sostuvo Naroff. “Esa no es una buena señal. El tema del empleo es clave. Si esos puestos de trabajo no están ahí, no vas a tener demanda del consumidor”, agregó.

PREOCUPACION POR EMPLEO

El crecimiento en el sector manufacturero en general ayudó a las acciones estadounidenses a comenzar el tercer trimestre en territorio positivo. Los principales índices bursátiles de Wall Street registraban avances cercanos al 1 por ciento el lunes.

Sin embargo, el mercado de bonos se concentraba en el componente de empleo y los bonos del Tesoro recortaban pérdidas previas.

Bradley Holcomb, presidente del Comité de Sondeos de Empresas Manufactureras de ISM, dijo que el declive en las contrataciones quiebra “un largo, largo flujo de empleo que se remonta al 2009”.

Sin embargo, agregó que creía que eso se debía más a una reacción a lo que ha sucedido durante el año.

“En la medida en que mejoren los nuevos pedidos, esperaríamos ver que el empleo vuelva a territorio positivo”, añadió.

Otro dato divulgado por el Departamento de Comercio mostró que el gasto en construcción subió un 0,5 por ciento en mayo, a una tasa anual de 847.900 millones de dólares.

Economistas consultados por Reuters el mes pasado proyectaban que la economía se desaceleraría a una tasa anual de un 1,7 por ciento en el segundo trimestre, aunque la mayoría advirtió que debería repuntar en la segunda mitad del año.

El Gobierno redujo la semana pasada su estimación de crecimiento para los primeros tres meses del año a un 1,8 por ciento desde un 2,4 por ciento debido a que el gasto del consumidor creció menos a lo pensado inicialmente.

Paul Dales, economista senior para Estados Unidos en Capital Economics en Londres, afirmó que la caída en el empleo fabril en junio sería consistente con declives en las nóminas manufactureras del orden de los 50.000 por mes.

“Pero como este sondeo ha estado muy pesimista con relación a las nóminas durante buena parte del último año, mantenemos nuestro pronóstico para las nóminas de un alza de 150.000 en junio”, explicó, lo que dejaría a la Fed lista para comenzar a reducir sus compras de bonos tan pronto como en septiembre.

Reporte adicional de Richard Leong y Ellen Freilich en Nueva York y Lucia Mutikani en Washington. Traducido al español por Patricio Abusleme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below