26 de septiembre de 2013 / 20:32 / en 4 años

RESUMEN-Funcionarios Fed admiten problemas de comunicación sobre estímulo

Por Sakari Suoninen y Alistair Scrutton

FRANCFORT/ESTOCOLMO (Reuters) - Varios funcionarios de la Reserva Federal coincidieron el jueves en que deben ser más claros respecto a los planes para su programa de estímulo, para no confundir y provocar reacciones equivocadas en los mercados.

El gobernador del Panel de la Fed Jeremy Stein dijo que se habría sentido cómodo si se hubiera tomado una resolución en la reunión de septiembre, y que la decisión de mantener las compras de bonos en 85.000 millones de dólares mensuales había sido, para él, “muy reñida”.

“Pero si empezamos en septiembre o un poco después no es la clave del asunto, la diferencia en la cantidad total de valores que compramos será modesta”, dijo en una conferencia de política monetaria en Fráncfort.

“Lo que es más importante es hacer todo lo que podamos para asegurar que esta difícil transición sea implementada de la forma más transparente y previsible posible (...) creo que respecto a esto hay lugar para mejorar”, agregó el funcionario.

La decisión de la Fed de mantener intactas las compras de bonos confundió a los mercados financieros, que esperaban que la entidad empezara a reducir lentamente el programa, comenzando a cerrar un ciclo histórico de cinco años de política monetaria ultra expansiva.

El presidente de la Fed, Ben Bernanke, explicó la decisión la semana pasada apuntando al decepcionante desempeño de la economía estadounidense en el segundo semestre del 2013.

Bernanke también destacó los vientos en contra debido a una política fiscal más ajustada, lo que podría empeorar mientras los líderes en Washington se enfrentan por un acuerdo para mantener el financiamiento del Gobierno y elevar el límite de endeudamiento de Estados Unidos.

Los inversores ahora están enfocados en las reuniones de la Fed de octubre y diciembre, aunque algunos economistas dicen que el banco central podría evitar actuar hasta el 2014 para asegurarse de que la economía estadounidense ha recuperado sin lugar a dudas una velocidad crucero.

CUIDAR LA CREDIBILIDAD

Pero el presidente de la Reserva Federal de Richmond, Jeffrey Lacker, uno de los funcionarios con posturas mas ortodoxas dentro de la Fed que desde hace meses pide reducir la compra de bonos, dijo que el banco creó su propia trampa al no tomar una decisión la semana pasada.

“Podría ser difícil hacerlo (reducir el programa de estímulos) en octubre sin perder credibilidad, pero no veo por qué no podríamos”, sostuvo en una conferencia bancaria en Estocolmo.

“Será más difícil para nosotros comunicar credibilidad en el futuro”, dijo a periodistas Lacker, quien no tiene derecho a voto en el comité de política de la Fed este año.

Un tercer funcionario, el jefe de la Fed de Minneapolis, Narayana Kocherlakota, dijo en una conferencia en Houghton (Michigan) que la Fed sólo puede culparse a si misma si los mercados reaccionan de forma “equivocada” a sus decisiones sobre las compras de bonos.

“Este es un problema que la Fed misma ha construido, porque no hemos sido lo suficientemente claros acerca de qué pasos vamos a ir dando”, dijo.

Para Kocherlakota el banco central debería hacer lo que sea necesario para generar una disminución del desempleo de Estados Unidos, aunque no necesariamente comprando más bonos. Por ejemplo, explicó, podría rebajar la tasa de interés que carga a los bancos para mantener sus excesos de reservas en la Fed.

Lo que importa no es una “táctica” específica, dijo, sino la estrategia en general.

“Lo que el comité eligió hacer en septiembre fue muy consistente con todo lo que había sido comunicado”, dijo Kocherlakota a periodistas tras la conferencia. Pero lo que ha sido comunicado, señaló, es insuficiente, como lo es el nivel de estímulo que la Fed está brindando a la economía.

Kocherlakota es uno de los miembros más favorables al estímulo de la Fed, y en el pasado ha sugerido mantener las tasas de interés cerca de cero hasta que el desempleo llegue al 5,5 por ciento.

La tasa de desempleo del país cayó a 7,3 por ciento en agosto, pero sigue por sobre sus niveles históricamente normales. El descenso también es motivo de preocupación, ya que reflejó la salida de trabajadores de la fuerza laboral, en vez de una fuerte creación de nuevos empleos.

Stein, quien ha hablado sobre el riesgo de que las compras de bonos por parte de la Fed ayuden a crear burbujas en el mercado, dijo que una manera de reducir la incertidumbre y acompañar la volatilidad del mercado sería atar la reducción del programa directamente a los datos económicos.

“Mi preferencia personal sería hacer que los futuros recortes estén determinados por un indicador del mercado laboral, como la tasa de desempleo o el crecimiento acumulado de las nóminas laborales durante un cierto periodo”, explicó Stein.

Reporte adicional de Pedro da Costa en Washington y Ann Saphir en Houghton, escrito por Alister Bull en Washington; editado por Hernán García

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below