1 de octubre de 2013 / 16:51 / hace 4 años

Juez brasileño desestima caso contra Chevron y Transocean

Por Jeb Blount

Un grupo de barcos recogen crudo derramado por un pozo operado por Chevron en la costa afuera de Río de Janeiro en Frade, nov 13 2011. Un juez federal de Brasil desestimó una demanda contra la segunda mayor petrolera estadounidense, Chevron Corp, y su contratista de perforación Transocean Ltd, lo que pone fin a una batalla legal de casi dos años por un derrame de petróleo ocurrido en noviembre del 2011. REUTERS/Chevron/handoutImagen para uso no comercial, ni ventas, ni archivos. Solo para uso editorial. No para su venta en marketing o campañas publicitarias. Esta fotografía fue entregada por un tercero y es distribuida, exactamente como fue recibida por Reuters, como un servicio para clientes.

RIO DE JANEIRO (Reuters) - Un juez federal de Brasil desestimó una demanda contra la segunda mayor petrolera estadounidense, Chevron Corp, y su contratista de perforación Transocean Ltd, lo que pone fin a una batalla legal de casi dos años por un derrame de petróleo ocurrido en noviembre del 2011.

El Ministerio Público de Brasil había pedido el pago de 40.000 millones de reales (18.000 millones de dólares) por daños relacionados con el derrame de 3.600 barriles de petróleo en el yacimiento Frade, al norte de Río de Janeiro, y operado por Chevron.

Los fiscales también presentaron demandas penales contra las compañías y 17 de sus empleados. Un juez rechazó los cargos, pero los fiscales están apelando.

El juez Raffaele Felice Pirro, de la corte federal de Río, desestimó el caso tras aceptar un acuerdo de “ajuste de conducta” con Chevron, mediante el cual la empresa se comprometió a invertir unos 300 millones de reales en actividades compensatorias.

Chevron y las agencias del Gobierno que firmaron el acuerdo dijeron que Transocean no tenía responsabilidad por el derrame.

El caso, el juicio por daños al medio ambiente más grande en la historia brasileña, planteó dudas sobre el costo de hacer negocios en la arriesgada industria petrolera de la nación sudamericana y la capacidad de los fiscales de determinar penas adecuadas.

Si bien el derrame no causó daños ambientales discernibles, fue dispersado en pocos días, nunca llegó a menos de 100 kilómetros de la costa, y no causó heridos, Chevron y sus socios tuvieron que detener su producción por un año y medio.

El organismo regulador de petróleo en Brasil multó a la compañía por no seguir planes de perforación pero absolvió a Chevron de negligencia.

El costo por daños solicitado fue mucho más abultado que el otorgado por cortes estadounidenses a demandantes contra BP Plc en el derrame de Deepwater Horizon en 2010, que contaminó playas, afectó a la industria pesquera y mató a 11 personas en el golfo de México.

Chevron es propietaria de un 52 por ciento del yacimiento de Frade, la nacional brasileña Petroleo Brasileiro SA tiene un 30 por ciento y Frade Japão, una sociedad entre las japonesas Sojitz Corp e Inpex Corp, un 18 por ciento. Petrobras, Sojitz e Inpex no fueron nombradas en los juicios civiles y penales.

Fiscales de Río de Janeiro y representantes de Chevron y Transocean no estaban disponibles para realizar comentarios.

(1 dlr = 2,22 reales)

Reporte de Jeb Blount; Editado por Javier López de Lérida y Patricia Avila

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below