7 de octubre de 2013 / 14:43 / en 4 años

Corte Suprema EEUU rechaza escuchar apelación de Argentina en reclamo tenedores deuda

Por Lawrence Hurley

El Banco Central de Argentina en Buenos Aires, ago 27 2013. La Suprema Corte de Estados Unidos declinó el lunes escuchar una apelación preliminar de Argentina en su batalla contra tenedores de bonos impagos que demandaron al país para cobrar el valor nominal de sus tenencias, aunque seguirá vigente una medida de no innovar dispuesta por una corte de apelaciones. REUTERS/Enrique Marcarian

WASHINGTON (Reuters) - La Suprema Corte de Estados Unidos declinó el lunes escuchar una apelación preliminar de Argentina en su batalla contra tenedores de bonos impagos que demandaron al país para cobrar el total del valor nominal de sus inversiones, aunque sigue vigente una medida de no innovar dispuesta por una corte de apelaciones.

La decisión de la Suprema Corte significa que no revisará en este momento una sentencia de octubre del 2012 de la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de Nueva York, que dijo que el Gobierno de Argentina quebró la obligación contractual de tratar a los acreedores con equidad.

La decisión del máximo tribunal de justicia estadounidense, según expertos, pone a Argentina más cerca de tener que enfrentar en algún momento la opción pagar a los llamados acreedores holdouts o tener que caer en un default técnico.

Si se mantiene firme el fallo de primera instancia y Argentina no paga a sus acreedores “holdouts”, una parte del dinero que gira a Estados Unidos para abonar la deuda regularizada podría quedar por orden judicial en manos de tenedores de títulos impagos, lo que impediría honrar plenamente los pagos a los poseedores de deuda “performing”.

En dos reestructuraciones en el 2005 y en el 2010, tenedores de alrededor de un 93 por ciento de la deuda argentina acordaron canjear sus tenencias incumplidas, y recibieron entre 25 y 29 centavos por cada dólar invertido.

Pero tenedores de bonos liderados por los fondos NML Capital Ltd y Aurelius Capital Management acudieron a la justicia en su reclamo por recibir el valor nominal de sus títulos.

“Queda alguna instancia de apelación más por lo que la resolución final se conocería el próximo año”, dijo Pablo Lavigne, economista de Datarisk.

“Vamos camino a un fallo en contra y parece cada vez más probable que haya que pagarle el 100 por ciento a los fondos. (...) El año que viene se verá lo que decida el Gobierno: pagar le restaría más a las reservas, pero no pagar lo haría incurrir en default técnico”, agregó.

Después de conocerse la negativa de la Suprema Corte, el Gobierno argentino reiteró que seguirá ejerciendo su derecho a la defensa con “todos los recursos disponibles”.

En un comunicado, el secretario de Finanzas del país, Adrián Cosentino, dijo también que la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos de no tratar el caso del país “no modifica la situación de ‘no innovar’ fijada por el panel del Segundo Distrito de Nueva York”.

Cosentino explicó que con estas decisiones jurídicas aún pendientes “quedará abierto eventualmente para el futuro otro recurso extraordinario (certiorari) ante la Corte Suprema de los Estados Unidos”.

ALTERNATIVAS DIFICILES

En una polémica alternativa, Argentina dijo en agosto que ofrecería a tenedores de deuda reestructurada emitida bajo ley extranjera cambiar el lugar de pago de sus bonos a Buenos Aires para evitar eventuales embargos de los fondos con que remunara la deuda regularizada.

El anuncio ocurrió -pese a que la aplicación de los fallos fue suspendida- luego que una corte en Nueva York ratificara que bonistas con títulos impagos deben ser tratados equitativamente al resto de los acreedores.

La semana pasada, el juez estadounidense Thomas Griesa dijo que el plan del Gobierno argentino de realizar un canje voluntario de bonos para cambiar su jurisdicción de Nueva York a Buenos Aires violaría una resolución que prohíbe al país tomar decisiones para evitar pagar 1.330 millones de dólares a tenedores de títulos impagos.

Las decisiones adversas de la justicia estadounidense llegan en momentos en que Argentina enfrenta una pérdida de confianza de los inversores por sus políticas intervencionistas, que incluyen nacionalizaciones, controles de cambio y trabas al comercio exterior.

A TRIBUNALES INFERIORES

El rechazo de la Suprema Corte estadounidense implica que el litigio continuará en tribunales inferiores, con Argentina pudiendo recurrir otra vez al máximo tribunal cuando se conozca la sentencia final de la corte de apelaciones.

En agosto, esa corte de apelaciones emitió otra sentencia ratificando una orden de un juez para que Argentina pagara 1.330 millones de dólares a los tenedores de bonos impagos.

Esa corte dejó su decisión pendiente de la posible revisión del caso por parte del máximo tribunal de justicia. Argentina también pidió a la corte de apelaciones que reconsidere su decisión.

En una breve orden el lunes, la Suprema Corte indicó que la petición fue denegada y que la miembro del tribunal Sonia Sotomayor no participó de la discusión, sugiriendo que se apartó por propia decisión.

Sotomayor fue jueza en el Segundo Circuito antes de ser nombrada en la Corte Suprema en el 2009.

Reporte de Lawrence Hurley; Editado en español por Silene Ramírez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below