9 de octubre de 2013 / 0:08 / hace 4 años

FMI recorta panorama crecimiento de México, ve riesgos a la baja para Latinoamérica

Un grupo de técnicos en la planta azucarera San Francisco Ameca en Ameca, México, feb 18 2011. El Fondo Monetario Internacional rebajó el martes su panorama de crecimiento para México en el 2013, después de que la expansión en el primer semestre fue más débil de lo previsto, al tiempo que moderó las expectativas acerca de un repunte económico en Brasil el año próximo. REUTERS/Alejandro Acosta

MEXICO DF (Reuters) - El Fondo Monetario Internacional recortó el martes su pronóstico de crecimiento para México de este año y moderó las expectativas de un repunte económico en Brasil en el 2014, los dos gigantes de una región donde los riesgos a la baja dominan el horizonte.

El FMI dijo que el Producto Interno Bruto (PIB) de México crecerá un 1,2 por ciento este año, mucho menos que el 2,9 por ciento que había pronosticado en julio. La rebaja se debe al bajo gasto público, una caída en la actividad de la construcción y la débil demanda estadounidense de las exportaciones mexicanas.

El gobierno mexicano revisó a la baja varias veces su propia estimación de un crecimiento. Ahora espera una expansión del 1,8 por ciento para este año, aunque recientemente dijo que las inundaciones que sufrió el país en septiembre podrían recortar alrededor de 0,1 puntos porcentuales adicionales al PIB.

“Se proyecta que el crecimiento se recupere gradualmente y regrese al 3 por ciento en el 2014, a medida que el sector manufacturero se reactiva con la recuperación de la demanda estadounidense, el gasto público retoma impulso y las reformas estructurales en curso comienzan a rendir frutos”, dijo el FMI en su Panorama Económico Mundial.

De todos modos, para el 2014 el organismo recortó su previsión para el crecimiento de la economía mexicana al 3 por ciento desde el estimado anterior del 3,2 por ciento.

Pero en el mediano plazo, el FMI dijo que estimaba preliminarmente que las reformas propuestas por el presidente Enrique Peña Nieto podrían impulsar potencialmente a entre el 3,5 por ciento y el 4 por ciento el crecimiento anual promedio.

Brasil también tiene un panorama un poco más gris de lo que se esperaba en el estudio previo. Aunque el FMI mantuvo sin cambios su previsión de crecimiento de este año en el 2,5 por ciento, rebajó su panorama para el 2014 también al 2,5 por ciento desde su cálculo de 3,2 por ciento en julio.

La mayor economía latinoamericana creció apenas un 0,9 por ciento el año pasado y lucha contra una testaruda y elevada inflación, incluso cuando la actividad no logra cobrar impulso.

“Una mayor inflación ha reducido los ingresos reales y podría pesar sobre el consumo, al tiempo que las restricciones a la oferta y la incertidumbre por las políticas continúan restringiendo la actividad”, dijo el Fondo.

RETOS LATINOAMERICANOS

Para América Latina y el Caribe en su conjunto, los riesgos a la baja siguen dominando el panorama económico ante la elevada dependencia de la región a los volátiles precios internacionales de las materias primas.

Según el informe del FMI, la economía de la región “se vio frenada por estrangulamientos en la infraestructura, el retroceso de los precios de las materias primas y, en algunos casos, la aplicación de políticas más restrictivas”.

El FMI ahora proyecta una expansión del 2,7 por ciento este año frente al 3 por ciento del informe previo. Si bien espera una aceleración leve para el próximo hasta el 3,1 por ciento, la tasa es menor al 3,4 por ciento estimado en julio.

“A medida que mejore la demanda externa, se prevé que el crecimiento se recuperará paulatinamente en 2014, pero la balanza de riesgos sigue inclinándose a la baja”, dijo el FMI, que recomendó salvaguardar la estabilidad financiera para que la región esté mejor blindada.

El organismo espera que en las economías financieramente integradas como las de Chile, Colombia, Perú y Uruguay el crecimiento se modere a niveles más sostenibles. El aumento de salarios y el bajo desempleo ayudarían al consumo en estos países.

“Los pronósticos apuntan a que el crecimiento en otros países exportadores de materias primas conserve la solidez, en términos generales, excepto en el caso de Venezuela, donde los cortes energéticos y los controles cambiarios están restringiendo la actividad económica”, comentó el FMI.

Para toda la región la volatilidad de los mercados financieros y la eventual salida de capitales constituyen un riesgo. Y en el mediano plazo, Latinoamérica debe fortalecer la competitividad, elevar la productividad y las tasas de ahorro e inversión, recetó el organismo.

Reporte de Michael O'Boyle y Luis Rojas; editado por Pablo Garibian

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below