10 de octubre de 2013 / 14:33 / en 4 años

Jefe de banco central japonés dice no espera incumplimiento de pagos en EEUU

NUEVA YORK (Reuters) - El gobernador del Banco de Japón (BOJ, por sus siglas en inglés), Haruhiko Kuroda, dijo el jueves que no prevé que Estados Unidos entre en cesación de pagos de su deuda.

“No espero un default en Estados Unidos”, dijo Kuroda.

Aunque ocurriese un default, agregó, esto “no afecta nuestra política colateral”.

El gobierno de Estados Unidos alcanzaría su límite de endeudamiento para el 17 de octubre pero su Congreso podría no poder elevar ese techo debido a diferencias internas. Eso, a su vez, da pie al espectro de un incumplimiento de pagos.

Japón, con 1,135 billones de dólares en bonos del Tesoro estadounidense, es el segundo mayor acreedor de Estados Unidos después de China, con tenencias de 1,277 billones de dólares, según los datos más recientes desde Estados Unidos.

Ambas naciones han implorado a Washington para que resuelva el estancamiento del presupuesto y el techo de la deuda o correrá el riesgo de dañar la economía global, por no hablar de recortar el valor de sus billones de dólares en tenencias de bonos del Tesoro estadounidense.

Un default estadounidense haría estragos en el sistema financiero mundial debido a que los bonos del Tesoro y el dólar actúan como referenciales globales.

Kuroda, que hablaba en el Consejo de Relaciones Exteriores antes de asistir a reuniones del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial el fin de semana en Washington, dijo también que el Banco de Japón haría todo lo que sea necesario para lograr su meta inflacionaria de 2 por ciento.

“Pero en esta etapa la economía está encaminada, y no creo que debería decir nada concreto sobre medidas potenciales, posibles”, agregó el funcionario.

En abril el BOJ lanzó una política monetaria agresiva para lograr una tasa de inflación estable de 2 por ciento en dos años. La tercer mayor economía del mundo ha luchado contra la deflación desde fines de la década de 1990.

El masivo plan de estímulos del BOJ, que promete inyectar unos 70.000 millones de dólares por mes en la economía, ha contribuido a un debilitamiento de la moneda de la nación asiática, que a su vez ayuda al mercado de exportación del país.

Reporte de Daniel Bases y Luciana Lopez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below