17 de octubre de 2013 / 14:42 / en 4 años

Rusia y Norteamérica invierten millones para satisfacer demanda de crudo y gas de Asia

Por Florence Tan y Meeyoung Cho

DAEGU, Corea del Sur (Reuters) - Rusia y Norteamérica, productores de petróleo y gas de rápida expansión, están invirtiendo miles de millones de dólares en ductos e instalaciones para abastecer de energía a Asia, en un intento por ganar participación en ese atractivo mercado.

China ha encabezado la demanda global de petróleo durante buena parte de la década pasada, superando a Estados Unidos como el mayor importador neto de petróleo del mundo el mes pasado.

El mayor consumo en el gigante asiático ha mantenido apuntalados los precios, pese a un alza en la producción de esquisto en Norteamérica y a la debilidad de economía en Occidente.

Ese giro en el crecimiento lejos de Occidente ha significado que productores como Canadá hayan tenido que mirar más allá de sus fronteras para hallar un mercado. Al mismo tiempo, Rusia, sus vecinos en Asia Central y otros exportadores también están haciendo fila en Pekín para vender su petróleo y gas.

"El cambio en el centro de gravedad hacia Oriente se está volviendo una realidad", dijo Maria van der Hoeven, directora ejecutiva de la Agencia Internacional de Energía (AIE) a Reuters, en el marco del Congreso Mundial de Energía que se lleva a cabo en Corea del Sur.

"A ellos (China) les gustaría obtener petróleo de otros lados. Ya sea por barco o, no nos olvidemos de Rusia, por ductos", agregó.

Las importaciones netas de petróleo en la región de Asia-Pacífico subirán a más de 25 millones de barriles por día (bpd) en el 2035, cerca del actual nivel de producción de crudo en Oriente Medio, dijo el Banco Asiático de Desarrollo, dando la sensación de una creciente demanda en la región.

Mientras el mercado asiático crece, Estados Unidos, que ha sido durante décadas el mayor mercado mundial para el petróleo y gas, podría reducir a la mitad sus importaciones petroleras para fines del 2020, desde los niveles vistos hace dos años, debido a su creciente producción de crudo de esquisto, a un auge del gas y a una mayor eficiencia energética, dijo el miércoles la AIE.

En tanto, los productores de gas en Norteamérica y los compradores asiáticos están trabajando en proyectos de varios miles de millones de dólares para licuar los abundantes suministros de gas de la región y enviar el combustible a Oriente.

Reporte adicional de Jane Chung. Traducido por Maria Cecilia Mora. Editado por Mónica Vargas

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below