23 de octubre de 2013 / 0:09 / hace 4 años

Venezuela ve economía robusta en 2014 pese a galopante inflación

Por Deisy Buitrago

CARACAS (Reuters) - El Gobierno de Venezuela propuso un presupuesto para el 2014 basado en un crecimiento económico constante y una inflación en alrededor de la mitad de la tasa actual, pero las optimistas proyecciones contrastan con un panorama vigente de elevados precios y la frecuente escasez de productos básicos de consumo.

El ministro Nelson Merentes presentó a la Asamblea Nacional el propuesto presupuesto equivalente a 87.000 millones de dólares basado en una estimación de crecimiento económico de un 4 por ciento y una tasa de inflación de entre un 26 y un 28 por ciento, frente a la actual tasa de casi un 50 por ciento.

Un mejor desempeño económico es clave para el presidente Nicolás Maduro, quien enfrenta críticas sobre la economía pese a que aún disfruta del respaldo de las personas más pobres gracias a los programas sociales de su predecesor, el fallecido líder Hugo Chávez.

“Por allí se ríen”, dijo Merentes, en una aparente respuesta a la reacción de legisladores de oposición tras el anuncio de la meta de inflación.

“Pero también el pueblo sabe que tiene un Gobierno (...) que sabe buscarle solución a los problemas complejos que se presentan”, agregó, apuntando que bajo el mando de Chávez la inflación en un año bajó al 12 por ciento.

El presupuesto de 551.632 millones de bolívares, equivalente a unos 87.000 millones de dólares utilizando el tipo de cambio oficial, representaría un incremento del 39,4 por ciento sobre lo establecido para el año actual, aseguró Merentes.

La Asamblea Nacional, controlada mayoritariamente por el Partido Socialista, aprobaría el presupuesto con solo pequeñas modificaciones.

Los economistas le prestan poca atención a la cifra del presupuesto debido a que una buena parte del gasto del Gobierno venezolano se realiza a través de fondos de inversión o directamente por la estatal petrolera PDVSA.

El presupuesto se basa en un precio promedio del petróleo de 60 dólares por barril. Funcionarios en el país miembro de la OPEP generalmente subestiman los precios del petróleo en sus presupuestos anuales, lo que les permite reducir las restricciones en los gastos.

La canasta de crudo y petróleo refinado de Venezuela promedió 97,90 dólares para la semana terminada el 18 de octubre.

Merentes no aclaró cuál era la meta de producción de petróleo para el próximo año, asegurando que sería discutida por la Comisión de Finanzas de la Asamblea.

El presupuesto también mantiene el tipo de cambio de 6,3 bolívares por dólar, que está fijado por los controles de cambio del país, aunque los dólares en el mercado negro se pueden encontrar en una tasa siete veces mayor.

Los precios al consumidor subieron un 4,4 por ciento en septiembre, con la tasa en 12 meses alcanzando el 49,4 por ciento.

Maduro ha dicho que la escasez y las alzas de precios son parte de una “guerra económica” respaldada por Estados Unidos contra sus políticas socialistas, y ha prometido intensificar las inspecciones sobre compañías privadas para asegurarse de que no están “saboteando” la economía.

Los críticos de la oposición insisten en que los problemas son señales de una decadencia del modelo económico liderado por el Estado de la era Chávez, que incluyó frecuentes nacionalizaciones de firmas privadas, estrictos controles de precios y constantes enfrentamientos con líderes empresariales.

Reporte adicional y escrito por Daniel Wallis; Editado en español por Silene Ramírez/Manuel Farías

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below