28 de octubre de 2013 / 15:01 / hace 4 años

Rico yacimiento de Sinopec alimenta esperanzas chinas en gas de esquisto

Por Chen Aizhu y Judy Hua

PEKIN (Reuters) - El gigante petrolero chino Sinopec Corp está bombeando por primera vez gas de esquisto en cantidades comerciales desde pozos de prueba, en lo que se espera sea un importante avance en el desarrollo de nuevas fuentes de energía.

Obstaculizada por el costo y la complejidad de las perforaciones para obtener gas de esquisto, China ha tenido problemas en su intento por revolucionar los suministros de energía y desbloquear lo que podrían ser las mayores reservas mundiales de gas de esquisto, emulando la frenética exploración y producción de Estados Unidos.

Sin embargo la unidad de Jianghan de la estatal Sinopec ha más que duplicado su meta de producción al 2015 para el área clave de esquisto de Fuling en el suroeste del país tras una exitosa perforación piloto.

La compañía espera recortar costos a través de medidas como la perforación de varios pozos al mismo tiempo y el reciclaje de los líquidos derivados de la fracturación hidráulica.

Esas son buenas noticias para Pekín, donde los llamados a explotar el esquisto han adquirido mayor urgencia debido a la escasez doméstica de suministros de gas y a planes a largo plazo para dar prioridad a la producción de energía alimentada por gas como parte de la batalla por limpiar los contaminados cielos de China.

"El alto rendimiento en el área de Fuling prueba más evidencias de que la cuenca de Sichuan es prometedora en términos de desarrollo de gas de esquisto y establece las bases para la producción comercial en el área", afirmó un funcionario de Sinopec Jianghan con conocimiento directo de la perforación en Fuling.

El funcionario, que solicitó el anonimato debido a que no está autorizado a hablar con los medios, agregó que se planea la perforación de cerca de otros 50 pozos para desarrollo comercial en el 2014.

Sinopec ha perforado casi 30 pozos pilotos de gas de esquisto en el área de Fuling, en el sudoeste de China, que forma parte de la cuenca de Sichuan, una de las zonas geológicas más prometedoras para el combustible no convencional.

(1 dólar = 6,093 yuanes chinos)

Traducido por Patricio Abusleme. Editado por Mónica Vargas

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below