11 de diciembre de 2013 / 2:53 / hace 4 años

Acuerdo presupuesto EEUU podría dar paso a nueva era de cooperación

Por Richard Cowan y David Lawder

Foto del 10 de diciembre de 2013. La senadora demócrata Patty Murray y el representante republicano Paul Ryan presentando el acuerdo bipartidista de presupuestoisan en Washington. El acuerdo bipartidista de presupuesto anunciado el martes en el Congreso de Estados Unidos, si bien es modesto en sus recortes al gasto, pondría fin a casi tres años de disputas entre demócratas y republicanos que culminaron en octubre con una paralización parcial del Gobierno. REUTERS/Jonathan Ernst

WASHINGTON (Reuters) - El acuerdo bipartidista de presupuesto anunciado el martes en el Congreso de Estados Unidos, si bien es modesto en sus recortes al gasto, pondría fin a casi tres años de disputas entre demócratas y republicanos que culminaron en octubre con una paralización parcial del Gobierno.

La senadora demócrata Patty Murray y el representante republicano Paul Ryan se presentaron ante periodistas para anunciar el acuerdo de presupuesto de 85.000 millones de dólares, que aún debe ser aprobado por el pleno del Senado y la Cámara de Representantes.

“Durante mucho tiempo ‘acuerdo’ ha sido considerada como una mala palabra”, dijo Murray, agregando que las incertidumbres creadas por los tres años de disputas en Washington “fueron devastadores para nuestra recuperación económica”.

Ryan, el candidato a la vicepresidencia de la fallida fórmula republicana del 2012 y quien mira a la campaña presidencial del 2016 o a un posible liderazgo de la Cámara baja, no perdió tiempo para intentar silenciar a los críticos del pacto, especialmente a los conservadores.

“En un gobierno dividido, no siempre recibes lo que quieres”, declaró Ryan.

Pero agregó, “Creo que este acuerdo es una clara mejoría del status quo. Este acuerdo nos asegura que no tengamos un escenario de paralización del Gobierno en enero. Nos asegura que no tengamos otro escenario de paralización del Gobierno en octubre. Nos asegura que no vayamos de crisis en crisis”.

Mitigaría el efecto de los recortes automáticos al gasto al permitir que las agencias federales y programas discrecionales gasten 63.000 millones de dólares en un lapso de dos años, mientras que los ahorros se realizan en otros sectores, mientras los ahorros se realizan en otros sectores.

También brindaría entre 20.000 millones de dólares a 23.000 millones de dólares en reducción del déficit durante 10 años.

El acuerdo es poco característico para un Congreso que en el pasado ha encontrado poco terreno común y ha esperado hasta el último momento para alcanzar medidas provisionales sobre el presupuesto y el límite de la deuda de Estados Unidos para evitar una histórica cesación de pagos de la deuda.

En su lugar, Ryan y Murray se dieron un apretón de manos antes de un plazo establecido para el viernes y más de un mes antes del 15 de enero, cuando se agoten los fondos para operar muchos programas federales.

Es probable que la Cámara de Representantes someta el acuerdo a votación antes del viernes, previo al inicio de un receso que se extiende por el resto del año, y el Senado podría votar la próxima semana.

El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, quien estuvo en el centro de las amargas luchas de presupuesto con el presidente Barack Obama en 2011, 2012 y 2013, dijo: “Si bien lo es en una escala modesta, este acuerdo representa un positivo paso adelante” que, afirmó, recortará el déficit del presupuesto sin elevar los impuestos.

Obama dijo que el acuerdo era “un buen primer paso” e instó al Congreso a aprobarlo rápidamente.

Entre los detalles del proyecto de ley hay 6.000 millones de dólares en recortes a los beneficios de jubilación a los trabajadores federales y 6.000 millones de dólares en recortes a las pensiones militares, según Murray.

Estos y otros nuevos ahorros reemplazarían a parte de la segunda ronda de recortes automáticos al gasto, que deben comenzar a regir en enero.

Murray y otros importantes demócratas han estado presionando por una extensión a los beneficios federales de desempleo que expiran más adelante este mes, durante semanas de negociaciones del presupuesto.

Ella dijo a periodistas que tal provisión no es parte del acuerdo, pero que está siendo discutida por los líderes del Congreso.

Tampoco se aborda en el acuerdo de presupuesto la necesidad de aumentar nuevamente durante el próximo año el límite de la deuda de Estados Unidos.

Reporte adicional de Thomas Ferraro, Mark Felsenthal y Richard Leong; Editado en Español por Ricardo Figueroa

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below