18 de diciembre de 2013 / 21:58 / en 4 años

Brasileña Odebrecht y peruana Graña y Montero ganan concesión proyecto irrigación en Perú

LIMA (Reuters) - Un consorcio conformado por la brasileña Odebrecht y la peruana Graña y Montero ganó el miércoles la concesión de la fase final de un proyecto de irrigación que contempla una inversión conjunta con el Gobierno de Perú por unos 700 millones de dólares, dijo la agencia estatal a cargo de la licitación.

La última etapa del Proyecto Chavimochic, ubicado en la norteña región de La Libertad, irrigará unas 63.000 hectáreas de tierra y mejorará esta actividad en otras 48.000 hectáreas con el fin de impulsar la agricultura en la zona.

“Eso va a permitir que en poco tiempo La Libertad sea realmente un emporio agroexportador que creo no va a tener precedentes en la costa del Pacífico”, dijo el ministro de Agricultura, Milton von Hesse, a periodistas.

La inversión total del plan, que también abarca el suministro de agua para la población y el funcionamiento de plantas hidroeléctricas, será realizada en conjunto con el Estado peruano.

La constructora Odebrecht tiene una participación del 73,5 por ciento del consorcio Río Santa, ganador de la concesión, mientras que Graña y Montero tiene el 26,5 por ciento.

El grupo ofreció una inversión de unos 300 millones de dólares para el proyecto, superando a las propuestas de la brasileña Queiroz Galvao y la española Cintra, que pertenece al Grupo Ferrovial.

El Gobierno nacional desembolsará unos 303 millones de dólares -con un crédito otorgado por el Banco de Desarrollo de América Latina, conocido como CAF-, mientras que el gobierno regional colocará otros 70 millones de dólares.

POLO AGROINDUSTRIAL

Perú espera que la puesta en marcha del proyecto genere exportaciones agrícolas -principalmente de vegetales como los espárragos- por unos 1.200 millones de dólares anuales durante los 25 años de vida útil previstos.

El ministro resaltó que el plan demandará inversiones complementarias como carreteras y puertos.

Chavimochic es un proyecto de larga data. En 1988 se construyó la primera etapa y en 1995 la segunda. La tercera fase debió esperar casi dos décadas por la falta de un reservorio que provea agua durante todo el año.

El consorcio Río Santa tiene ahora seis meses para presentar los estudios técnicos del plan y, una vez aprobados, podrá arrancar con su construcción.

“Estimo que en el tercer trimestre del 2014 podemos estar en condiciones de empezar obras”, dijo a periodistas el director de contrato del consorcio, Gibran Loor.

La empresa tiene cinco años para culminar las obras, pero Loor espera que las finalicen antes de ese plazo.

Reporte de Patricia Vélez. Editado por Teresa Céspedes y Javier Leira

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below