19 de diciembre de 2013 / 18:24 / hace 4 años

Gobierno argentino amenaza con tomar control de firmas eléctricas por cortes de luz

Una Luna cresciente en un amanecer en Buenos Aires, sep 6 2010. El Gobierno argentino amenazó el jueves con tomar el control de las principales distribuidoras eléctricas del país, Edenor y Edesur, debido a la suspensión en el suministro del servicio en vastas zonas de la ciudad de Buenos Aires y sus alrededores. REUTERS/Marcos Brindicci

BUENOS AIRES (Reuters) - El Gobierno argentino amenazó el jueves con estatizar las principales distribuidoras eléctricas del país, Edenor y Edesur, debido a la suspensión en el suministro del servicio en vastas zonas de la ciudad de Buenos Aires y sus alrededores.

Las altas temperaturas registradas en los últimos días, en momentos en que está por comenzar el verano austral, dispararon el consumo eléctrico, provocando la interrupción de la provisión del servicio durante varios días en algunas zonas de la capital argentina y el cordón urbano que la rodea.

“Aquí hay responsables, son las dos empresas que se tienen que encargar de la prestación del servicio. Esa es nuestra posición”, dijo en una conferencia de prensa el jefe del Gabinete de Ministros, Jorge Capitanich.

“Si no están dispuestos a prestar el servicio como la gente merece, estamos nosotros dispuestos a hacernos cargo del servicio”, agregó.

La infraestructura de distribución eléctrica argentina está en crisis por la falta de inversiones.

Las distribuidoras eléctricas reclaman al Gobierno la actualización de las tarifas, que están prácticamente congeladas desde la crisis económica del 2001-2002 con una inflación de alrededor del 25 por ciento anual en los últimos años.

La interrupción del servicio, que se repite todos los veranos cuando aumenta fuertemente la demanda ante las altas temperaturas, provocó protestas de vecinos que en algunos casos decidieron bloquear calles para reclamar que se restablezca la provisión de electricidad.

Edenor, propiedad de la argentina Pampa Energía, y Edesur, controlada indirectamente por la italiana Enel, son las principales distribuidoras eléctricas de Buenos Aires y sus alrededores.

El Gobierno de la presidenta peronista Cristina Fernández ha nacionalizado varias empresas de servicios públicos, entre ellas una distribuidora de agua. También tomó el control de la petrolera YPF y Aerolíneas Argentinas, entre otras firmas.

“Así como lo hicimos con Aerolíneas Argentinas, el Correo, AYSA (distribuidora de agua) e YPF (petrolera estatal), no nos va a temblar el pulso para tomar las decisiones que correspondan si las empresas Edenor y Edesur no cumplen con la restitución del suministro eléctrico en forma inmediata”, dijo el ministro de Planificación Julio De Vido a la agencia estatal Télam.

Tras la advertencia del Gobierno, las acciones de las firmas del sector eléctrico retrocedían con fuerza. Los papeles de Edenor profundizaron la baja previa y alcanzaban una caída del 9,96 por ciento a 2,44 pesos en la Bolsa de Buenos Aires a las 1840 GMT.

Reporte de Karina Grazina, editado por Gabriela Donoso y Juana Casas

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below