26 de diciembre de 2013 / 10:05 / en 4 años

Ralentización del crecimiento es inquietud para algunos funcionarios: minutas BOJ

Edificio del Banco de Japón, en Tokio, oct 31, 2013. Los funcionarios del Banco de Japón estuvieron de acuerdo en general respecto a que la recuperación económica seguirá encaminada en momentos en que un mercado laboral en mejoría aumenta el gasto de los consumidores, pero algunos expresaron preocupación por el ritmo del crecimiento, mostraron las minutas de la reunión de noviembre del banco central. REUTERS/Yuya Shino

Por Stanley White

TOKIO (Reuters) - Los funcionarios del Banco de Japón estuvieron de acuerdo en general respecto a que la recuperación económica seguirá encaminada en momentos en que un mercado laboral en mejoría aumenta el gasto de los consumidores, pero algunos expresaron preocupación por el ritmo del crecimiento, mostraron las minutas de la reunión de noviembre del banco central.

Según las minutas publicadas el jueves, dos miembros del directorio del Banco de Japón (BOJ, por su sigla en inglés) expresaron su inquietud sobre una gran contribución de los inventarios y una caída de los salarios a los últimos datos del Producto Interno Bruto (PIB) de Japón.

“Esto puede ser indicativo de un cambio a la baja en el crecimiento, en lugar de limitarse a una desaceleración temporal”, dijo uno de los miembros, en referencia a los datos del PIB del tercer trimestre.

Los diferentes criterios sobre el ritmo de crecimiento podrían dificultar que el BOJ presente un frente unido el próximo año, cuando el PIB podría caer bruscamente en el segundo trimestre después de un aumento previsto en el impuesto sobre las ventas.

En el trimestre julio-septiembre la economía japonesa creció un 0,3 por ciento, menos que la expansión de un 0,9 por ciento en el trimestre anterior ante un debilitamiento en el gasto de los consumidores y las exportaciones.

Muchos economistas dicen que el crecimiento del PIB ya ha repuntado ante una mejoría en las exportaciones.

Pero se espera que un aumento en el impuesto sobre las ventas en abril cause una contracción temporal, lo que pondrá a prueba la voluntad del BOJ de resistir la presión para que alivie adicionalmente su política monetaria.

En la reunión del 20 al 21 de noviembre, el directorio del BOJ decidió por unanimidad mantener su promesa de aumentar la base monetaria, o dinero en efectivo y depósitos en el banco central, a un ritmo anual de 60 a 70 billones de yenes (600.000 a 700.000 millones de dólares).

El BOJ hizo esta promesa en abril de este año con el objetivo de alcanzar su meta de inflación del 2 por ciento en dos años.

Muchos miembros del directorio dijeron que el gasto del consumidor y la demanda interna están contribuyendo a grandes aumentos en los precios a los consumidores, mostraron las minutas.

Sin embargo, un miembro expresó sus dudas de que el BOJ pueda cumplir su objetivo de precios, porque las expectativas de inflación a largo plazo son controladas por los fundamentos económicos, revelaron las minutas.

El gobernador del BOJ, Haruhiko Kuroda, dijo el miércoles que la inflación al consumidor superará el 1 por ciento en el primer semestre del próximo año y ayudará al banco central a lograr su objetivo de cambiar la percepción del público de que la deflación persistirá.

Reporte de Stanley White. Editado en español por Carlos Aliaga

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below