8 de enero de 2014 / 16:13 / en 4 años

SONDEO-Dólar se valorizaría, mientras que el euro y el yen se debilitarían en el 2014

Por Yati Himatsingka y Rahul Karunakar

(Reuters) - El dólar se fortalecerá en la primera mitad de este año a costas de un yen y un euro más débiles en la medida en que se consolide la recuperación en la mayor economía del mundo, mostró un sondeo de Reuters.

Una firme mayoría de estrategas de tipo de cambio dijeron en el más reciente sondeo mensual que el euro y el yen figurarán entre las divisas de peor desempeño del mundo desarrollado en los primeros seis meses del 2014.

Las débiles perspectivas económicas mantendrán contenida a la moneda única, mientras que otra probable inyección de dinero de Japón para aplacar los efectos de una próxima alza del impuesto sobre las ventas presionará al yen.

El sondeo, que fue realizado esta semana, prevé que la mayoría de las divisas más transadas seguirán depreciándose frente al dólar, que ha sido impulsado por la decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos de diciembre de reducir el monto de sus compras mensuales de bonos a partir de este mes.

“Mirando las posiciones que tienen los inversores, lo que vemos es que aunque el consenso es bastante optimista, en realidad los inversores no parecen tener posiciones largas sustanciales en dólares”, comentó el estratega cambiario de BNP Paribas Michael Sneyd.

“Por eso, creemos que aún hay espacio para que los inversores establezcan esas posiciones y eso ayudará a respaldar a la divisa”, agregó.

El consenso arrojado por el sondeo de Reuters apunta a que el índice dólar subirá a 85,0 hasta fin de año. Más temprano el miércoles, cotizaba justo por debajo de 81, cerca de su máximo de un mes, tras la publicación el martes de un dato que mostró el menor déficit comercial estadounidense en cuatro años.

La publicación de las minutas de la reunión de la Fed de diciembre más tarde el miércoles y del informe oficial de nóminas no agrícolas el viernes probablemente reforzarán las expectativas de que la Fed siga reduciendo las compras de activos después de que Janet Yellen asuma la presidencia del banco central el mes próximo.

Sin embargo, una débil recuperación en la zona euro combinada con el riesgo de deflación presionarán al Banco Central Europeo (BCE) a mantener la política monetaria expansiva, lo que a su vez debilitará a la moneda.

“Se está volviendo mucho más probable que el BCE falle en su mandato sobre la inflación y creemos que esto llevará al BCE a ser mucho más agresivo con sus decisiones de política monetaria”, comentó Sneyd.

EURO Y YEN

La inflación en la zona euro se desaceleró a un avance del 0,8 por ciento en diciembre, según una estimación preliminar, bastante por debajo del techo del 2,0 por ciento del BCE.

Se prevé que el euro se debilite en forma constante a 1,34 dólares en un mes, a 1,30 dólares en seis meses y a 1,27 dólares hacia fin de año, desde 1,359 dólares más temprano el miércoles.

También se estima que la moneda única se depreciará frente a la libra esterlina.

Sin embargo, en los últimos años los principales observadores cambiarios, como grupo, han llamado en reiteradas oportunidades a una depreciación del euro, sólo para verlo apreciarse ante el dólar.

En tanto, el yen, que se debilitó en cerca de un quinto el año pasado, probablemente se deprecie más en el 2014 por expectativas de que la Fed ponga fin a su programa de compras de bonos, al mismo tiempo que el Banco de Japón mantenga o aumente su paquete de estímulos económicos.

“Se prevé que el yen permanezca en oferta durante el 2014”, afirmó Roberto Mialich, estratega cambiario de UniCredit en Milán, que fue el pronosticador más acertado el año pasado y ha sido uno de los cinco principales en los últimos años.

El más reciente consenso es que el yen opere a 104 unidades por dólar en un mes, a 106 unidades por dólar en seis meses y a 110 unidades por dólar en un año.

El Banco de Japón (BOJ, por su sigla en inglés), que aún es el motor de crecimiento de la economía del país, será presionado para que entregue estímulos adicionales para ayudar a la economía a soportar un alza del impuesto a las ventas ya aprobada por el Gobierno del primer ministro Shinzo Abe, que entrará en vigor en abril.

“El BOJ permanecerá extremadamente expansivo este año. Creemos que el BOJ estará extremadamente inclinado a compensar cualquier potencial revés a la economía a través de una moneda más débil”, sostuvo Mialich.

Análisis y sondeo de Shaloo Shrivastava y Hari Kishan. Traducido por Patricio Abusleme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below