16 de enero de 2014 / 17:33 / hace 4 años

Datos EEUU apuntan a mercado laboral más firme, inflación aún contenida

Unas personas en una feria laboral para militares en retiro y sus familiares en Washington, ene 10 2014. El número de estadounidenses que presentó nuevas solicitudes de beneficios por desempleo cayó por segunda vez consecutiva la semana pasada, lo que sugiere que la abrupta desaceleración en la creación de puestos de trabajo registrada en diciembre posiblemente fue temporal.Kevin Lamarque

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON (Reuters) - El número de estadounidenses que presentó nuevas solicitudes de beneficios por desempleo cayó por segunda vez consecutiva la semana pasada, lo que sugiere que la abrupta desaceleración en la creación de puestos de trabajo registrada en diciembre posiblemente fue temporal.

La atmósfera más optimista para el mercado laboral también fue capturada por un sondeo divulgado el jueves que mostró un fuerte avance en la actividad manufacturera en la zona norte de la Costa Este de Estados Unidos, acompañado por un aumento en los empleos en las fábricas.

Pero incluso mientras la economía toma impulso todavía hay pocas señales de un aumento generalizado en los precios, lo que mantiene contenidas las presiones inflacionarias.

"El panorama para el 2014 sigue siendo bueno. La economía no está generando mucha inflación por el momento, pero esta no es razón para dudar de su vitalidad", dijo Chris Rupkey, economista jefe financiero de Bank of Tokyo-Mitsubishi UFJ en Nueva York.

Los pedidos iniciales de beneficios estatales por desempleo bajaron en 2.000, a una cifra desestacionalizada de 326.000, dijo el jueves el Departamento del Trabajo. La cifra se compara con las expectativas de una caída a 328.000.

El crecimiento del empleo se desaceleró con fuerza en diciembre, cuando los empleadores agregaron sólo 74.000 nuevos puestos de trabajo a sus nóminas.

Las nóminas no agrícolas habían subido en 241.000 en noviembre y el retroceso del mes pasado fue atribuido al clima frío.

En un informe por separado, el Banco de la Reserva Federal de Filadelfia dijo que su índice de actividad empresarial creció en enero a 9,4 puntos desde 6,4 en diciembre y se ubicó por sobre el consenso de analistas de 8,6.

Cualquier lectura por encima de cero indica una expansión en las manufacturas de la región, que incluye al este del estado de Pensilvania, al sur de Nueva Jersey y a Delaware.

Una medición de los empleos en las fábricas subió este mes, pero los trabajadores tuvieron menos horas en promedio. También se produjo una ralentización de los nuevos pedidos.

Pese a las perspectivas cada más alentadoras sobre el crecimiento, la inflación sigue estando mayormente baja.

En otro informe del jueves, el Departamento de Trabajo dijo que su Indice de Precios al Consumidor (IPC) subió un 0,3 por ciento tras haber permanecido estable en noviembre.

En los 12 meses registrados hasta diciembre, el IPC subió un 1,5 por ciento tras avanzar un 1,2 por ciento en noviembre.

El aumento de diciembre estuvo en línea con las previsiones de economistas consultados por Reuters.

INCLINACION POR TASAS DE INTERES BAJAS

Excluyendo los volátiles componentes de energía y alimentos, el denominado IPC subyacente subió apenas un 0,1 por ciento, una desaceleración frente al 0,2 por ciento reportado en noviembre.

Eso llevó el aumento del IPC subyacente en los últimos 12 meses al 1,7 por ciento, nivel en el que ha permanecido por cuatro meses consecutivos.

La Fed tiene un objetivo de inflación de un 2 por ciento, aunque sigue un indicador que suele ser un poco menor al IPC.

El banco central de Estados Unidos ha comenzado a reducir el ritmo de sus compras mensuales de bonos, pero ante una inflación persistentemente baja se prevé que mantendrá las tasas de interés cercanas a cero durante un largo tiempo, incluso si el mercado laboral repunta de manera significativa.

La holgura del mercado laboral, que ha visto pequeños incrementos en salarios, está conteniendo a la inflación. Y aunque la economía se acelere, se prevé que el crecimiento de los salarios quede rezagado, lo que significa que la inflación avanzaría sólo gradualmente este año.

"Seguimos esperando que la Fed siga inclinada a una política de bajas tasas de interés por incluso más tiempo, aunque ellos seguirán implementando el retiro de las compras de bonos, que esperamos concluya más tarde este año", dijo Millan Mulraine, economista de TD Securities en Nueva York.

Un alza de un 3,1 por ciento en los precios de la gasolina fue el principal responsable del fuerte avance de la inflación el mes pasado. La subida del precio de la gasolina fue la mayor desde junio y tuvo lugar tras una caída de 1,6 por ciento en noviembre.

Los precios de los alimentos subieron un 0,1 por ciento, el mismo margen por tercer mes consecutivo.

Dentro del IPC subyacente, los precios de la vestimenta aumentaron un 0,9 por ciento, en su mayor alza desde junio, tras bajar por tres meses consecutivos.

Aunque los costos de salud subieron un 0,3 por ciento, los precios de los medicamentos bajaron un 0,9 por ciento.

El costo del tabaco subió, manteniendo la tendencia vista en los precios mayoristas.

Los precios de nuevos vehículos motorizados permanecieron estables, mientras que los de autos usados y camionetas bajaron.

Reporte de Lucia Mutikani, reporte adicional de Steven C Johnson. Traducido por Marion Giraldo y Patricio Abusleme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below