21 de enero de 2014 / 15:17 / en 4 años

FMI proyecta un mayor crecimiento global en 2014, advierte de riesgos de deflación

Por Anna Yukhananov

Imagen de archivo de Olivier Blanchard, el jefe economista del FMI, en un foro en Ciudad de México, oct 14 2013. El Fondo Monetario Internacional aumentó el martes sus proyecciones para el crecimiento global por primera vez en casi dos años, en medio de una creciente demanda y un alza en los inventarios en las economías avanzadas, que recuperaron las banderas del crecimiento que ondeaban los mercados emergentes. REUTERS/Tomas Bravo

WASHINGTON (Reuters) - El Fondo Monetario Internacional aumentó el martes sus proyecciones para el crecimiento global por primera vez en casi dos años y dijo que los menores vientos en contra económicos deberían permitir que países avanzados pasen a liderar el crecimiento.

No obstante, el FMI advirtió de que las naciones más ricas seguían creciendo por debajo de su capacidad y agregó el espectro de deflación a su larga lista de riesgos que podrían descarrilar la incipiente recuperación.

En la actualización de su “Panorama Económico Mundial”, el FMI pronosticó un crecimiento económico global del 3,7 por ciento este año, 0,1 punto porcentual más que en sus proyecciones de octubre, y espera un crecimiento del 3,9 por ciento en el 2015.

El economista jefe del FMI, Olivier Blanchard, dijo que una menor austeridad e incertidumbre gubernamental, además de un sistema financiero más sano, estaban permitiendo que el crecimiento gane impulso.

“El motivo básico detrás de la recuperación más enérgica es que los frenos a la recuperación están siendo soltados paulatinamente”, declaró Blanchard a los periodistas en una teleconferencia.

El fondo pronostica un mayor crecimiento de las economías avanzadas este año, pero mantuvo su panorama sin cambios para el mundo en desarrollo, donde se esperaba que mayores exportaciones a las naciones más ricas contrarresten la debilidad de la demanda en casa.

Es probable que Estados Unidos sea uno de los puntos brillantes este año, después de que un acuerdo presupuestario en el Congreso redujo algunos de los recortes de gastos del Gobierno que habían frenado la demanda doméstica.

Datos de Estados Unidos mostraron el mes pasado una acumulación en los inventarios de las empresas, la mayor desde 1998, que ayudó a impulsar el crecimiento del PIB en el tercer trimestre, y el FMI espera que la demanda doméstica crezca un 2,8 por ciento en el 2014.

En su pronóstico previo de octubre, estimaba un crecimiento del 2,6 por ciento.

El FMI también vio un panorama más positivo para Gran Bretaña en medio de un crédito más barato y una mayor confianza, lo que llevó al organismo a aumentar su proyección de crecimiento a un 2,4 por ciento en el 2014 desde un 1,9 por ciento en octubre.

El panorama para Japón también sorprendió al alza, pues el FMI pronosticó que más estímulos fiscales deberían ayudar a compensar parte del impacto de un impuesto al consumo más alto planeado para la primavera boreal.

Sin embargo, el FMI dijo que Japón debe concentrarse en el consumo y en las inversiones para mantener un crecimiento sostenible, en vez de depender de gastos del Gobierno y exportaciones.

El año pasado, Japón lanzó un ambicioso programa económico para sacar a la economía de una deflación de casi dos décadas.

RIESGOS DE DEFLACION

El FMI advirtió que otros países ricos ahora arriesgan el mismo problema de un débil crecimiento de los precios, que puede suceder cuando las economías se mantienen bien por debajo de todo su potencial.

La inflación baja puede convertirse en una deflación económicamente debilitadora si hay un impacto negativo a la actividad económica, advirtió el FMI.

“Mientras menos sea la tasa de inflación y (...) mayor sea la tasa de deflación, es más peligroso para la recuperación del euro”, comentó Blanchard.

El FMI llamó a bancos centrales a evitar elevar las tasas demasiado pronto y pidió al Banco Central Europeo (BCE) en particular que ayude a contrarrestar la demanda débil mediante un aumento del crédito.

El FMI advirtió que algunos países en vías de desarrollo, especialmente aquellos con grandes déficits de cuenta corriente o debilidad interna, podrían ser golpeados fuertemente por salidas de capital este año en la medida en que la Reserva Federal de Estados Unidos reduzca el ritmo de sus compras de activos.

El FMI prevé que la Fed esperará hasta el 2015 antes de elevar sus tasas de interés.

La entidad aconsejó que economías vulnerables permitan que su tipo de cambio se deprecie, o que consideren una política monetaria más estricta o una mayor regulación o supervisión.

El FMI mencionó particularmente a China y llamó a que la segunda mayor economía del mundo se mueva más rápido hacia un crecimiento impulsado por el consumo en vez de inversiones.

En la medida en que los cambios comiencen a surtir efecto, el FMI prevé que la economía china crezca un 7,5 por ciento este año y un 7,3 por ciento el próximo. Se trataría de unas de las menores tasas en más de una década.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below